20 Recomendaciones del Consulado de México después del huracán Sandy

1.Siga las indicaciones de las autoridades civiles y militares en la zona. En especial, manténgase al tanto de las recomendaciones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

2.Si se le ordenó evacuar una zona, no regrese a la misma hasta en tanto las autoridades así lo determinen. Recuerde, sólo deberá retornar cuando las autoridades indiquen que ya no hay peligro.

3.Escuche continuamente las noticias locales para actualizarse. Procure tener un radio de baterías y una lámpara de mano a su alcance.

4.En caso de que conozca de algún familiar o persona desaparecida, repórtelo de inmediato a la las autoridades, a través del número 911.

5.Reporte también la desaparición de las personas de origen mexicano al Consulado de México más cercano. En el Caso de Pensilvania, Delaware y los 8 condados del sur de Nueva Jersey, podrá contactar al Consulado de México en Filadelfia, al teléfono (215) 923-8384, ext. 250, 240 y 260.

6.En situaciones de extrema emergencia relacionadas con casos de protección, se podrá comunicar con el personal del Consulado de México en Filadelfia al teléfono (215) 266 3740.

7.También puede obtener información sobre el acceso a algunos servicios médicos a través del teléfono de nuestra Ventanilla de Salud, (215) 923-8384, extensión 470.

8.Póngase en contacto con sus familiares y amigos para informarles de su situación y/o de otros familiares o conocidos. Al mismo tiempo, no sature las líneas telefónicas con llamadas prolongadas o que no resulten urgentes.

9.No consuma alimentos o bebidas que pudieran estar en mal estado por la falta de refrigeración.

10.Si se encuentra en albergues o no tiene la oportunidad de preparar comida, procure consumir sólo alimentos enlatados que no requieran refrigeración, que se encuentren en buen estado y cuya fecha de caducidad no se haya rebasado.

11.No consuma alimentos o bebidas que pudieran haber estado en contacto con las aguas de la inundación y/o con aguas contaminadas. Esta es una de las principales fuentes de contagios de enfermedades gastrointestinales, lo cual pudiera agravar su situación.

12.De ser posible y ante la duda, procure hervir el agua de la llave antes de beberla. Desde luego, después de hervirla, espere un tiempo para que el agua se encuentre a temperatura ambiente, antes de ingerirla. Hierva el agua hasta que las autoridades levanten la alerta satinaría en la zona en la que radica.

13.Manténgase en albergues o con familiares o amigos, en lugares secos y bien abrigados. No pase la noche a la intemperie o en lugares inundados.

14.Vigile de cerca a sus mascotas y/o animales y manténgalos bajo tu control directo. Procure proporcionarles agua y alimentos en contenedores que no se mezclen con los demás platos y artículos de emergencia que está utilizando.

15.De ser posible, no camine descalzo en las zonas inundadas. Utilice pantalones largos y gruesos, para protegerse de posibles raspaduras de objetos que pudieran flotar entre las aguas o que se encuentren sumergidos, difíciles de ubicar.

16.Tenga cuidado con las líneas eléctricas que fueron dañadas o que se encuentren en el suelo o en contacto con objetos. No deje que sus niños jueguen cerca de los cables eléctricos que fueron dañados.

17.Tenga cuidado con los árboles que se desgajaron o que pudieran desgajarse en un futuro cercano. No deje que sus niños jueguen alrededor de estas zonas que pudieran ser peligrosas. Todavía existe la posibilidad de que algunos árboles parcialmente dañados dejen caer ramas o se derrumben.

18.No prenda fuegos o fogatas en lugares cerrados, para evitar la acumulación de dióxido de carbono.

19.En caso de contar con un generador, sólo úselo en lugares exteriores. Si usa un generador en lugares cerrados, corre el alto riesgo de morir asfixiado por la acumulación de dióxido de carbono.

20.Al retornar a su hogar, revise la vivienda para verificar su estado y de ser posible, tome fotografías de los daños. En caso de que cuente con seguro, ello le ayudará a presentar los reclamos correspondientes ante su compañía aseguradora. Aún si no cuenta con seguro, es una buena idea conservar fotografías del estado de su vivienda y/o propiedades después del huracán. Algunas agencias u organizaciones le pudieran brindar ayuda si usted puede demostrar que salió damnificado.

Todas estas recomendaciones genéricas tienen el propósito de ofrecerle algunas ideas que le pudieran resultar de utilidad después del paso de un huracán. No pretenden ser una guía completa de supervivencia ante situaciones de emergencia y no sustituyen al buen juicio y al sentido común. Actué con precaución y no se exponga a mayores peligros.


Consulado de México

Acerca del Autor

Leave a Reply