Apoyando a nuestras tropas: Ley para soldados en servicios después del 11 de Septiembre (Post 9/11 GI Bill).

Instituciones de enseñanza superior y universidades se asocian con el Departamento de Veteranos para mejorar los beneficios de la Ley para Soldados (GI Bill)

0
239

(To read the English version go down Noticias Relacionadas)

WASHINGTON, DC – Hoy, el Presidente Obama celebró el inicio de la implementación de la Ley para Soldados en Servicio después del 11 de Septiembre (Post 9/11 GI Bill). Esta ley, por medio de sus programas de Listón Amarillo (Yellow Ribbon) y alianzas con instituciones de enseñanza superior y universidades en todo el país, otorgará a los miembros de las Fuerzas Armadas el más generoso conjunto de beneficios educativos desde la primera Ley para Soldados (GI Bill) de 1944.

Se han realizado más de 3,400 acuerdos con 1,100 instituciones en el programa Yellow Ribbon. El programa Yellow Ribbon, una disposición de la nueva Post-9/11 GI Bill, cubre el costo de estudios superiores hasta un monto que supera la matrícula de licenciatura más alta para residentes del estado en instituciones públicas.

“Hace sesenta y cinco años, una nación agradecida ofreció a la generación de héroes de la Segunda Guerra Mundial la oportunidad de ir a la universidad”, dijo el Presidente Obama. “La GI Bill original preparó el terreno para que millones de veteranos y sus familias tuvieran una vida mejor, y a la vez sentó las bases para la clase media de Estados Unidos. Hoy, en su versión del siglo XXI, la Post-9/11 GI Bill le está dando la misma oportunidad a una nueva generación de héroes”.

“El Presidente y yo sabemos que los valerosos miembros de las Fuerzas Armadas del país y sus familiares han sobrellevado la mayor parte de la carga por la seguridad de nuestro país durante los últimos ocho años”, dijo el secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos Eric Shinseki. “Esta nueva GI Bill es una manera de que una nación agradecida demuestre tangiblemente su profundo aprecio y respeto continuo por los servicios prestados”.

“Hace más de dos años y medio, partimos del simple concepto de que quienes han estado en servicio desde el 11 de septiembre deben tener la misma oportunidad de un futuro con educación de primera calidad como quienes lucharon en la Segunda Guerra Mundial”, afirmó el senador Jim H. Webb. “Esta ley otorga un beneficio educativo moderno y justo para abordar las necesidades de quienes respondieron al llamado de la patria –quienes no se apartaron del fragor de las armas—a menudo, a costa de grandes sacrificios”.

Con la implementación de la Post 9/11 GI Bill, nuestro país tiene la oportunidad de rendirles homenaje a los veteranos de Estados Unidos de una forma muy tangible. El beneficio máximo de la Post-9/11 GI Bill permite que los miembros de las Fuerzas Armadas, los veteranos, reservistas y miembros de la Guardia cursen estudios de licenciatura en instituciones públicas, como residentes del estado y sin costo alguno.

Además, para reconocer sus muchos sacrificios, la Post 9/11 GI Bill permite que se transfieran los beneficios que no se utilicen a los familiares de militares de carrera que cumplan con los requisitos. Se puede encontrar mayor información en inglés sobre la posibilidad de transferir los beneficios no utilizados AQUÍ.

El Presidente Obama ha dado instrucciones directas al secretario Shinseki para que cree un Departamento de Veteranos del siglo XXI y dedicado a obtener resultados. Desde la promulgación de esta trascendental legislación, el Departamento de Veteranos ha designado como importante prioridad el cumplimiento del plazo del 1º de agosto para su implementación. Para el 30 de julio, el Departamento ya había tramitado más de 112,000 solicitudes.