Ayuda a Los Angelitos de Tacaná

¿Dejaría que su hijo muriese por desnutrición?¿Y el hijo de su vecino?

Padre Angelo Espósito es padre para muchos bebés tacanecos, enfermos de desnutrición cuyas familias no pueden asumir los costes de las medicinas y atención que necesitan para salvar su vida.

Decidió servir a Dios, sirviendo a los tacanecos y en ese servicio creó entre otros proyectos, la
apertura de una clínica pediátrica (hospitalito "Los Angelitos").

aug15-PAngelo-01

Pero los logros del Padre Angelo están seriamente amenazados. Los fondos con los que contaba preveían la atención en 2015 de 1,000 niños en la clínica,. La desnutrición ha hecho que se propagase un brote de neumonía y otras enfermedades que han llevado a tener que atender a 3,500 niños en menos de ocho meses, en lugar de los 1,000 previstos para todo 2015.

"Cuando entregamos a Marco Antonio a su abuelita con la lista de medicamentos que debía tomar, ella nos respondió que lo ponía en las manos de Dios porque no tenía dinero para comprar ninguno", lamenta el Padre César. "Este no es un hecho aislado. Si no pagamos nosotros las medicinas, además de la atención médica, las familias no pueden hacer otra cosa que ver morir a los bebes".

aug15-PAngelo-02

Esta situación ha sido especialmente dramática en los últimos días cuando la vida del pequeño Marco Antonio estuvo seriamente amenazada. "Hemos utilizado todos los fondos y nos queda casi medio año más para el que no hay dinero. Las ayudas gubernamentales han sido recortadas a todas las ONG" explica el Padre Angelo en conversación telefónica con este periódico desde Guatemala.

En los pasados días el pequeño Marco Antonio estuvo en estado crítico y el Padre Angelo hizo una llamada de auxilio urgente y desesperada. Hubo respuesta y llegaron unas donaciones con las que pudo pagar los medicamentos de Marco Antonio, quien gracias a Dios y al empeño del sacerdote salió de peligro y ha comenzado a ingerir dieta blanda, pero hay otros niños enfermos para los que el dinero no alcanza.

aug15-PAngelo-04aug15-PAngelo-05

La mejoría de los pequeños desnutridos en cuanto se les suministra la medicación adecuada y se les alimenta es milagrosa y se produce en cuestión de días.

Pese a que el sacerdote es católico su entrega a los demás, es para todos, sin distinción de credos.

Tacaneco de Delaware: ¿Alguna vez se ha preguntado los motivos que Dios tuvo para traerle a Estados Unidos? ¿Alguna vez se ha preguntado los motivos que Dios tiene para continuarle manteniendo en él y por qué "milagrosamente" usted o alguno de los suyos se han salvado cuando pensaban que todo estaba perdido? Quizás la respuesta de Dios sea "para que usted pueda salvar a los angelitos más indefensos".

No podemos permitir que la falta de dinero haga que niños como Marco Antonio, y ahora Fanny mueran. Especialmente si eso está ocurriendo en los lugares de donde venimos ¿Y si mañana usted regresase con su familia a su tierra aunque no quisiera? Seguramente rogaría a Dios que tocase el corazón de sus paisanos tacanecos de Delaware para que le enviasen ayuda.

aug15-PAngelo-03

Si la voluntad de Dios ha hecho que usted sea ese "paisano tacaneco de Delaware", ¿por qué no atender la voz de auxilio del Padre Angelo por el que hablan esos "angelitos sin voz"?

No dude en donar lo que pueda, aunque sea un dólar. Se pueden hacer donaciones con tarjeta de crédito a través de hermanatierra.org o a través del número de cuenta en Guatemala denominada Asociación Hermana Tierra O.N.L.U.S. Número 3295028264 con código Swift BRRLGTGC del Banco de Desarrollo Rural.

Si prefieres hacerlo a través de GoFundMe, éste es el link:

https://www.gofundme.com/cd266w5c

HOY en Delaware
Acerca del Autor

Leave a Reply