Bajas por COVID-19 en las plantas procesadoras de pollos de Delmarva y cárnicas de Dakota, Iowa y Georgia

El coste humano de continuar la producción. Los hispanos los grandes sacrificados.

0
1639

El gobernador de Delaware John Carney en su comparecencia del 24 de abril destacó el incremento de casos positivos por coronavirus en el condado de Sussex, lo cual ha determinado que se van a incrementar los tests masivos a la población en riesgo particularmente en los “hot spots”, como es el caso de las plantas procesadoras de pollo de Delaware concencradas precisamente en el condado más infectado siguiendo un criterio proporcional –no numérico– entre número de habitantes por superficie.

Algunas de las medidas urgentes anunciadas el 24 de abril por el Gob. Carney que se adoptarán en Sussex
Algunas de las medidas urgentes anunciadas el 24 de abril por el Gob. Carney que se adoptarán en Sussex

 

Las plantas procesadoras de pollo de Delaware, Maryland y Virginia han sufrido un descenso en su producción provocado por el descenso de trabajadores en activo.

Los trabajadores –en buena medida hispanos– han dejado de acudir a sus trabajos, ya sea por estar enfermos con COVID-19, o por temor a ser contagiados, o para permanecer en sus hogares siguiendo las recomendaciones de los gobernadores de los estados respectivos.

Esto ha provocado que una numerosa cantidad de pollos no puedan ser procesados, por lo que las correspondientes empresas han procedido a sacrificar más de dos millones de crías –según información facilitada por las polleras– que permanecían en las casas de pollos para su engorde y posterior traslado a las plantas.

También la principal instalación de procesado de carne de cerdo en el país, Tyson Foods, suspendió el lunes 20 de abril sus operaciones en sus plantas de Iowa y Georgia, al haberse producido centenares de contagios de coronavirus entre sus trabajadores –con cuatro muertes hasta el momento-. Algo similar ocurrió en la compañía Smithfield, otra gran procesadora localizada en Dakota del Sur pudiendo verse afectada la cadena alimenticia que surte de producto a toda la nación.

Los responsables de Tyson Foods dijeron que el cierre por tiempo indefinido de la planta de Waterloo, Iowa, privará a criaderos de cerdos de una procesadora importante y alterará aun más el suministro de carne en el país. Su planta de Iowa puede procesar 19,500 cerdos por día, lo que representa casi el 4 por ciento de la capacidad de procesamiento de cerdo en el país, según la Junta Nacional de Alimentos Porcinos.

La semana anterior fue cerrada otra planta de Tyson Foods, en Savannah, en el suroeste rural de Georgia, donde cuatro empleados murieron después de infectarse con coronavirus, según informaba el viernes 17 de abril un portavoz de la compañía.

Gary Mickelson, portavoz de Tyson Foods, indicaba a un medio local georgiano que tres de los empleados fallecidos trabajaban en la planta de procesamiento de pollos en Camilla, mientras que una cuarta persona trabajaba desde afuera de la planta rehusando decir cuántas personas han dado positivo de COVID-19.

Más de 180 infecciones se han vinculado a la planta. La compañía dijo que ha comenzado a realizar pruebas masivas a sus 2,800 trabajadores. Mickelson reconoció que dos empleados más de Tyson Foods murieron del virus en su planta en Columbus Junction, Iowa.

Además de los enfermos, al igual que en las polleras de Delmarva, cientos de empleados se han quedado en casa por temor a contagiarse del virus. La planta ya operaba a un nivel reducido de su capacidad de producción.

Test de coronavirus realizados hasta el momento en Delaware y sus resultados.

Otras plantas procesadoras cárnicas han cerrado por el brote, incluida una gran planta propiedad de Smithfield Foods en Sioux Falls, Dakota del Sur, que producía aproximadamente el 5 por ciento de la carne de puerco de Estados Unidos antes de cerrar cuando más de 500 trabajadores se infectaron.

Smithfield cuenta con 40,000 trabajadores en todas sus plantas.

Las plantas de pollo de Delaware, Maryland y Virginia afirman haber tomado medidas para evitar la propagación del virus. Mountaire Farms afirma haber repartido material de protección entre sus empleados, aumentar las distancias y contar con puestos para tomar la temperatura antes de acceder a los puestos de trabajo. Otras plantas como Tyson señalan que uno de los métodos para reducir el encuentro entre los trabajadores es separar las horas de finalización y acceso entre los diferentes turnos de trabajo.

Varias de ellas han colocado áreas de descanso en el exterior, instalando carpas donde los empleados puedan descansar.

Todo lo anterior contrasta con las manifestaciones de los trabajadores de diferentes plantas quienes señalan que, pese a estar de baja por enfermedad, están recibiendo llamadas para que se reincorporen a sus trabajos. De igual manera las quejas referentes al no cumplimiento de las distancias de separación, medidas higiénicas, etc. son frecuentes entre estos trabajadores que, por ser considerados esenciales han continuado acudiendo a sus puestos.

No hay intención de cierres voluntarios por parte de las plantas procesadoras de pollo del condado de Sussex.

Los empleadores han batallado para contener el virus en las plantas ya sea de procesado de pollos o de empaque y procesado de productos cárnicos, etc. donde los trabajadores desarrollan sus actividades igualmente muy juntos en las líneas de producción, compartiendo vestidores, cafeterías y transporte al trabajo.

Aunque las plantas han implementado medidas de seguridad, los expertos en salud pública dicen que el distanciamiento social es prácticamente imposible en ellas.

La pregunta es por qué se han cometido los mismos errores en las plantas procesadoras de carne de Delaware, Maryland, Virginia, Iowa, Dakota y Georgia que han conducido a los mismos desastrosos resultados, numerosos contagiados que finalmente están obligando a cerrar las plantas o disminuir mayoritariamente su producción.

Los números facilitados hasta el 24 de abril por el Gobernador de Delaware de casos de coronavirus son los indicados a continuación.

Casos positivos en el condado de Sussex, DE (hasta el 24 de abril).

 

(Photo courtesy “The Poultry Guide”