¿Baterías ecológicas?

0
290

Uppsala, Suecia– ‘La Onda Verde’ llega cada vez a más industrias y, en consecuencia, al desarrollo de más productos que protegen el medioambiente. Esta vez se trata de baterías hechas de papel, capaces de proveer electricidad a componentes de ropa o empaques.

La batería, hecha a base de celulosa (componente del papel) es capaz de hacer funcionar luces en un papel de envoltura de regalo que diga “Feliz Cumpleaños”, por ejemplo. Esto forma parte de los inventos e investigaciones que vienen realizando científicos en la Uppsala University, en Suecia, para desarrollar baterías baratas, seguras para el medioambiente, y que estén conformadas enteramente por partes no metálicas.

Según Albert Mihranyan, líder de la investigación, los componentes más promisorios incluyen los llamados polímeros conductores o “electrónicos plásticos”. Uno de estos conductores llamado PPy fue considerado como promisorio, pero resultó ser ineficiente para su aplicación en baterías comerciales.

Sin embargo, los científicos descubrieron que al expandirlo sobre una superficie a manera de una capa, la capacidad de carga de PPy aumentó significativamente. Fue entonces que los científicos cubrieron fibras individuales de celulosa con una capa homogénea y extremadamente delgada de PPy (aproximadamente de 1/50,000 del grosor de una cabello humano). Estas cifras de celulosa, a su vez, pueden ser moldeadas en hojas de papel que contengan una gran porosidad interna.

El resultado fue sorprendente: no sólo el área de la superficie permitió que la batería retenga y descargue electricidad eficientemente, sino que recargó más rápido que las baterías recargables convencionales. Los científicos dijeron que “parece ser adecuada para aplicaciones que involucren electrónicos flexibles, como ropas y empaques”.

Ellos esperan que el desarrollo de esta batería dé pie al desarrollo de más baterías de papel, capaces de proveer electricidad a todo tipo de aparatos eléctricos.