“Café con piquete”

Columna Deportiva: Cascareando

Esta semana fue de fecha FIFA y el balón, como mi tía la “quedada”, rodó de aquí para allá buscando con quién echar pata y la abuela Chucha, tan ducha como trucha, abría su cocina Las Garnachas Cascareras y a todos invitaba con singular alegría.

“¡Pásele, güerito, que aunque al Chepo en lo enojón se parezca, aquí le servimos sin demora lo que se le apetezca y de pilón le regalamos una rica agua fresca! ¡Hágale caso a su antojo, señito, no vaya a ser que el chamaco le salga con cara de seleccionado tricolor y todo por no echarse unos tamales con hierba de olor! ¡No lo piense mucho, marchante, que al que no habla Dios no lo oye!”, gritaba a diestra siniestra la doñita.

“De entrada, sírvame una sopa azteca calientita en honor a nuestros prietitos tricolores que nomás fueron a Miami a tirar carita. Después, me prepara unas enchiladas verdes harto picosas, para no olvidar que el tricolor en este año no debe andar con sus cosas. Y de postre, me sirve una nieve de cocoa, para quitarme el mal sabor de la actuación de Paco Memo Ochoa”, dijo don Pedro, refiriéndose al partido de México ante Colombia.

“No ande de malinchista, viejo remilgón, ya se parece a Luis García y a Hugo Sánchez que nomás por haber jugado en Europa no les importaría comer frijolitos de la olla, porque seguramente eructarían jamón. Recuerde que este tipo de partidos son de preparación y que lo más importante no es el resultado sino el funcionamiento del equipo y, acá entre nos, nuestros paisanos no jugaron mal, sólo les faltó, como a usted que me visitó noche, meterla”, respondió Chuchita, guiñándole busconamente el ojo a don Pedro.

De pronto, el Chido One a la cocina llegó y más hinchado del pecho que pavorreal de Chapultepec a su abuela con total desfachatez se dirigió. “Sírvame sin demora la especialidad de la casa y es que mis Águilas vuelan tan alto que traen el buche a medio gas y, antes de domar al jaguar chiapaneco, para clavar el pico no podemos esperar más”, dijo el chilango americanista. “¡Mira nada más! Desde hace dos horas te mandé por el pan y cuando menos te esperaba apareces como Juan por su casa. Y para que se te quite lo mamilita y lo confiado, te serviré lo que al Tri le dieron anoche: sólo un café colombiano y de piquete –hizo una pausa la doñita para volver a guiñarle el ojo a don Pedro y continuó– uno de los virotes que traes en la bolsa, al cabo que el “Piojo”, el “Chepo” y tú necesitarán un consuelito tarde o temprano”, concluyó la abuela Chucha, mientras todos en la cocina soltaban la carcajada.

-----------

El chanflazo es para un pampero que nada tiene de sencillito, pero vaya que le sobra humildad. Hay tienen que Federico Vilar, actual portero de Monarcas Morelia, cumplirá 350 partidos en la Primera División del fútbol mexicano en la siguiente jornada. Vilar llegó a nuestro rancho en aquel lejano año 2003 para defender la portería de los Potros de Hierro del Atlante, equipo con el que fue campeón; después, en el 2010, fue fichado por los michoacanos, equipo en el que ya jugó una final en el 2011 contra a Pumas, aunque no lograron el título. ¡Enhorabuena, Federico, y que argentinos como tú vengan otros 350!

El calcetinazo es para un mexicano que le sobra historia, que tuvo gran talento y que suelta la lengua como diputado en san viernes, y conste que no hablo de algún candidato presidencial para que no amarren navajas. Ahí tienen que Julio César Chávez salió a defender a su Jr. del argentino Sergio “Maravilla” Martínez, quien se ha dedicado a despotricar contra “Julito”. La “Leyenda” le contestó al boxeador pampero vía Twitter asegurándole que la pelea con su hijo será en septiembre de este año en Las Vegas, pero que deje de hablar tanta mermelada. ¡Ahora resulta que el Jr., como Kiko, necesita de Doña Florinda!

Y el desempance es para el show mágico-cómico-musical de Jorgito Vergara. Y es que, no contento con traer nomás a pasear por las haciendas tequileras de Jalisco a Johan Cruyff, ahora afirma que si el ídolo holandés le pide traer a Josep Guardiola como técnico de las Chivas lo analizaría. ¿Y si le pide que traiga a Lionel Messi también lo soñará, perdón, lo pensará? Una cosa es que Cruyff rente su imagen para levantar “muertos” como lo hizo el fin de semana pasado que, con su sola presencia, el rebaño recobró lo sagrado y otra que nos vendan espejitos tirándonos de a pen... ¡Ni que fuéramos como Juanga de facetos!

¡Nos chutamos la próxima!
Comentarios: por.miraza@hotmail.com
Efraín Palomino Morales

Avatar
Acerca del Autor

Leave a Reply