Caminando una hora en los zapatos de Alex Méndez Reyes

0
1705

Incluso después de un largo día en la escuela, y a veces temiendo el viaje diario, Alex Méndez Reyes finalmente se alegró de caminar dos horas, ida y vuelta, al centro comunitario “La Casita” en la zona rural de Delaware.

Repitió esta rutina varias veces a la semana durante el año, y finalmente registró cientos de horas de voluntariado dando clases particulares a jóvenes hispanohablantes en inglés. No siempre fue fácil, pero tampoco una obligación. No era una tarea escolar, ni un adorno para el currículum (aunque, sin duda, su currículum es formidable).

Alex hizo la caminata porque sabe lo que se siente ser un niño aprendiendo inglés y que depende de un centro comunitario, de sus tutores entregados y brillantes. Él era ese niño: el hijo nacido en Estados Unidos de padres que emigraron en 2001 desde Guatemala y no hablaban inglés con fluidez.

La Casita es donde pasó cinco años estudiando y desarrollando el dominio del idioma.

Al crecer, Alex se acostumbró a la frase “No sé mijo, trata el diccionario”, cuando les pedía ayuda a sus padres con las palabras en inglés. Pero eventualmente quitaron “el famoso diccionario” y en lugar buscaron programas que ayudarían a su hijo a obtener el dominio del inglés que se merecía alcanzar.

A medida que crecía, Alex buscó más oportunidades para enriquecerse y prepararse para el éxito después de la escuela secundaria. Fue entonces cuando encontró TeenSHARP, y ha sido parte de nuestra iniciativa Delaware Goes to College Academy durante dos años, que él llama un “viaje de transformación”.

“Alex es uno de los estudiantes más considerados y reflexivos con los que he trabajado”, dijo Kim Lopez, directora senior de programas preuniversitarios de Delaware.

Como parte de TeenSHARP, Alex se enteró de la oportunidad de viajar en avión (con todos los gastos pagados) para explorar varias universidades. Trabajó en su solicitud para el programa de visitas de diversidad de otoño de Pitzer College y fue seleccionado para volar a California para experimentar el campus. Le encantó y decidió aplicar a ese colegio en el periódo de registraciones tempranas y eligió la Universidad de Pitzer como su escuela de primera elección.

“La mayoría de mi familia no pudo terminar la educación secundaria”, dijo Alex una vez a un reportero de WRDE. “Con TeenSHARP aprendí mucho sobre el proceso de solicitud y cómo encontrar las mejores becas”.

En diciembre de 2019, el viaje de Alex dió un giro notable cuando descubrió que lo habían aceptado en Pitzer con un paquete de ayuda financiera que cubre la gran mayoría de los $80,000 por año en matrícula. En Pitzer, Alex se enfocará en química y estudios chicanos con una especialización en francés, encaminandose a un programa de preparación farmacéutica.

¡Haga clic aquí para ver el momento emotivo que Alex escuchó de Pitzer!
the emotional moment Alex heard back from Pitzer!

Durante el verano, la Academia de Sussex reconoció a Alex por sus notables demostraciones de perseverancia, iniciativa y liderazgo, otorgándole no una sino dos prestigiosas y competitivas becas. Estos premios fueron bien merecidos para un estudiante que se desempeñó como presidente de la Liga de Matemáticas, vicepresidente de la Asociación de Estudiantes de Tecnología, cantó en coro, corrió a campo traviesa e incluso mantuvo un trabajo de medio tiempo en una pizzería mientras ayudaba a cuidar de sus hermanos.

“El servicio comunitario me ha abierto los ojos a una perspectiva completamente nueva y me ha permitido reconocer claramente nuestra responsabilidad social para asegurar que el país de origen o el color de uno no sean factores determinantes en la trayectoria futura de uno”, dijo. “Nuestra demografía no debería afectar nuestra capacidad para asistir a la universidad o incluso simplemente completar ‘la tarea’. Muy pronto, me embarcaré en un nuevo viaje en la universidad y estoy seguro de que lo que he ganado con mis experiencias, combinado con recursos nuevos, me permitirá dejar una huella más grande en nuestra comunidad”.

Alex ejemplifica el espíritu de TeenSHARP. Continuará recibiendo apoyo mientras esté en la universidad y nos alegraremos con las contribuciones sobresalientes que seguirá haciendo en su comunidad y en el mundo en general.