Cáncer causado por asbesto toma a una familia por sorpresa

Escrito el 30 Mar 2018
Comment: Off
Christian F. Hagn hijo, de Chicago, quisiera haber sabido más sobre el asbesto antes de perder abruptamente a su padre de 66 años, el Sr. Christian A. Hagn (1938-2004), a causa del mesotelioma.

“Mi padre estuvo expuesto en su trabajo. Ojalá no estuviese expuesto yo también”, expresa Christian hijo. “Las empresas saben que el asbesto está matando a las personas, pero lo esconden. Mi padre no tenía protección, y le dijeron que solo era polvo. Le dijeron que solo se limpiara la cara, lavara su ropa, y todo estaría bien. Era más barato mentir”.

El mesotelioma es una forma agresiva de cáncer que se encuentra más comúnmente en el revestimiento de los pulmones, y es causado por la exposición a fibras de asbesto. La forma más común de exposición es en el lugar de trabajo. Los electricistas, plomeros, instaladores de tuberías, aisladores, caldereros, albañiles, herreros y mecánicos están en riesgo. Trabajos como la minería y la mezcla de asbesto sin procesar en diversos productos liberan nubes mortales de fibras de asbesto. Con frecuencia, el resultado de la exposición prolongada pasa desapercibido durante muchos años hasta que se vuelve fatal.

Christian padre trabajó durante 22 años como instalador de tuberías cualificado para Union Local 597 y ejerció su oficio en varias empresas estadounidenses. Nacido en la montañosa región bávara de Alemania, Christian padre persiguió su sueño de vivir en los Estados Unidos y finalmente emigró en 1957. Christian padre encontró trabajo en varias refinerías, fábricas y plantas de los EE. UU., donde estuvo expuesto al asbesto. Aunque gran parte de su exposición al asbesto fue durante las décadas de 1960 y 1970, no experimentó ningún síntoma de la enfermedad hasta más de 30 años después.

“Recuerdo ese día muy claramente”, recuerda Christian hijo. “Pensé que estaba llevando a mi padre al médico por un resfriado. Para mi sorpresa, el médico entró a la habitación y le preguntó a mi padre si había trabajado anteriormente con asbesto, y él respondió que sí”.

El 30 de octubre de 2004, un médico le diagnosticó mesotelioma al padre de Christian. “De acuerdo con lo que vemos que envuelve sus pulmones, tiene seis meses”. Christian padre respondió: “¿Seis meses para qué?”. “Seis meses de vida”, dijo el médico. “Tiene mesotelioma”.Christian padre falleció solo dos meses después de rec

ibir el diagnóstico, una hora antes de Nochebuena, el 23 de diciembre de 2004. El funeral se llevó a cabo unos días después de Navidad. En lugar de celebrar las fiestas con su padre, tuvo que llorar su pérdida. Este es el día que cambió la vida de Christian para siempre.

“Mi padre falleció antes de que mi hijo cumpliera tres años. Apenas conoció a su abuelo. Apenas recuerda su imagen, y eso duele porque nunca recuperarás a tu ser querido”.Christian quedó devastado después de perder a su padre por mesotelioma. “Ni siquiera sabía cómo deletrear meso

telioma o qué tipo de cáncer era antes de la pérdida de mi padre”, expresó. Sin embargo, recobró las esperanzas cuando conoció al abogado Nicholas Vogelzang de Vogelzang L.

“Él me mostró cómo obtener la justicia que merezco. La realidad es que nunca recuperarás a tu familiar, pero puedes hacer que las empresas que se lo llevaron paguen por ello. Si no fuera por Nicholas, estas empresas se habrían escapado”, dijo Christian.Con el dinero que Christian recibió del acuerdo, invirtió en bienes raíces y pronto comenzó a retribuir a otras familias. “Tienes que ahorrar dinero y ser inteligente”, dijo. “Ingresé en bienes raíces y usé el dinero para ayudar a otros. Compré casas como propiedades de inversión para otras familias a fin de ayudarles a ellas y a sus hijos a asistir a mejores escuelas.

A pesar de que Christian perdió a su padre por mesotelioma, él conserva las esperanzas y vive en paz. Gracias a Nick y su bufete de abogados, puedo decir que si eres inteligente con el dinero que obtienes del acuerdo, puedes guardarlo para las generaciones futuras y los gastos de la universidad, lo cual hice con mi hijo”, señaló Christian. “Yo fui hijo de una víctima, y me sorprende cómo algunas personas tienen miedo de ir tras estas empresas para obtener compensación”.

Después de hablar con otros instaladores de tuberías, Christian compartió que muchas personas también tienen miedo de presentar demandas porque piensan que perjudicarán a los sindicatos y sus pensiones, pero no es así. “Las empresas que fabrican asbesto o trabajan con él tienen que pagar algo. De lo contrario, sería una pérdida total: no se trataría solamente de la pérdida de un familiar, sino también de una pérdida financiera”.

Christian se dedica a difundir conciencia sobre al asbesto y el mesotelioma para ayudar a otros. “Un día, encontré un azulejo de asbesto mientras realizaba la restauración de una casa, y le dije al contratista que deje de trabajar y que salga. El contratista hizo una prueba de asbesto y, efectivamente, dio positivo. El asbesto tuvo que ser removido profesionalmente y hoy todavía existe, pero la gente no está al tanto, y es muy mortal”, señaló. “Quiero hablarles a otras familias que están pasando por la misma experiencia. Intento hacer lo correcto en la vida. Recomiendo a Nick, y agradezco toda la ayuda y el excelente trabajo que hizo. No puedo agradecerle lo suficiente”.

Si usted o alguien que usted conoce tiene mesotelioma y quiere ponerse en contacto con Christian, visite el foro de Vogelzang Law: Vogelzang Law.

Nicholas Vogelzang, Abogado Principal, de Vogelzang Law ha representado a más de 200 familias con todo tipo de exposición al asbesto que se pueda imaginar en todo el país, lo que dio lugar a más de 200 millones en acuerdos y veredictos. Está comprometido a ayudar a las familias a luchar y obtener la justicia que merecen. La presentación de la demanda es gratuita.

Para obtener más información sobre el asbesto, el mesotelioma, y cómo puede obtener ayuda, visite
www.vogelzanglaw.com o llame al 312-466-1669.
Nikoleta Morales

HOY en Delaware
Acerca del Autor