Quantcast
hoyendelaware.com Documento sin título
noticias videos fotos


El hielo de «ICE» y la «Madre Sustituta»

ìEnvíe este artículo! Versión para imprimir

Según nos dice la prensa hay un misterioso brazo del gobierno que se ocupa de hostigar, detener y deportar a los pobres que han venido a este país a hacer trabajos que los nativos rechazan. Esa dependencia, para más señas, se llama «ICE». La pronuncian «ais» —¿por intemperada?—, lo que solo es comprensible si uno piensa que a los así perseguidos se les enfría el corazón de miedo.

Bueno, adivinen de qué se trata. Por si cuenta no se habían dado, es la dependencia gubernamental que siempre se ha llamado «Inmigración», o ya más coloquialmente, «la Migra». Entonces, ¿cuál será el objeto, en español, de llamarla «ais»? Desentrañémoslo, por simple curiosidad: la gélida sigla «ICE» representa «Immigration and Customs Enforcement». Pero, en el fondo, señores, sigue siendo «Inmigración» porque, para el caso que nos ocupa, la relación con aduanas es absolutamente nula. ¿De cuándo acá es lícito copiar una sigla inglesa con todo y pronunciación anglo? ¿De qué sirve? ¿Y qué ha pasado, por cierto, con la tan cacareada reforma inmigratoria?

Poco o nada tiene que ver esto con Ricky Martin (¿no será «Martín», con acento en la i?), pero da la casualidad de que está en el candelero, con motivo de cierta confesión por él hecha (que no vamos a analizar, no se preocupen, puesto que, ¿qué nos importa su vida particular?)

Pero como la prensa insiste en entremeterse y escandalizar, nos llamó la atención la siguiente frase: «Ricky tiene dos hijos nacidos de una madre SUSTITUTA». (Muy malsonante, por cierto, esa terminación en «uta» que hasta pudiera dar lugar a malentendidos con la consabida voz rimante.) La palabra es, por cierto, equívoca y totalmente innecesaria.

Preguntémonos, por ejemplo: ¿sustituta de quién? ¿A quién sustituyó esa mujer desconocida que llevó a término los mellizos nacidos del artista? Y la respuesta es: A NADIE. Se trata de una madre NATURAL, aunque fuera inseminada artificialmente gracias a un simple contrato comercial. Lo más lógico, pues, sería llamarla madre SUPLENTE o CONTRATADA, porque ¿dónde y cuándo ha habido sustitución? El hecho de ocupar el lugar de lo que normalmente hubiera sido una esposa, en este caso inexistente, no es una sustitución, sino una SUPLENCIA.

Si la Real Academia me lo permite, sugeriría un deslinde de acepciones que, inexpresado en teoría, se cumple en la práctica: la sustitución equivale a ocupar el lugar de determinada persona, mientras que la suplencia se hace respecto a persona INdeterminada.

Por eso, los maestros-as, los jueces o juezas, y los demás que cumplen esa función que en inglés se identifica con «substitute», en español se califican de SUPLENTES (¡y no sustitutos-as!).

SUSTITUYAMOS, pues, con una voz eufónica y tradicional, esa cacofónica novedad de exógena procedencia que sí se merece, efectivamente, la helada deportación de ese misterioso «ICE».

Noticias por fecha


Septiembre 2014
D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30