México registrará un mayor crecimiento en empleo y bienestar en el 2020

Por Alicia Alarcón

México será uno de los países con mayor crecimiento económico en el 2020 y el que sacará a un gran sector de su población de la pobreza extrema en que ha vivido por décadas. México dejará de ser en el 2020 el país con la mayor desigualdad en el mundo. Todavía cuenta con ciudadanos cuyo nivel de vida es equiparable al de la mejor área de Londres; al mismo tiempo cuenta con millones de pobres (en su mayoría indígenas) que viven peor que los residentes de las áreas más pobres de Somalia.

La esperanza del cambio y la transformación llegó con la elección de Andrés Manuel López Obrador en el 2018. En sólo un año López Obrador ha puesto en marcha programas sociales que proveen a los más pobres de México de fondos suficientes para cubrir sus necesidades más básicas, al mismo tiempo ha creado con el título de Programas de Bienestar cruzadas para proveer de pensiones a adultos mayores y becas a niños pobres, discapacitados y estudiantes universitarios de bajos recursos; asimismo ha creado programas de apoyo a pequeños agricultores, artesanos y comerciantes. ¨Todo para los pobres y nosotros los citadinos qué¨ Las voces de descontento e inconformidad de a su plan de gobierno se han escuchado en sectores privilegiados del país, seguidas de portadas en la tradicional que lo señalan como ¨Un soñador sin experiencia, que lleva al caos al país.¨

A las críticas de la prensa tradicional mexicana, también se le han sumado los malos augurios del Fondo Monetario Internacional que vio desde el principio, con malos ojos, la actitud desafiante y de rechazo del mandatario mexicano a las reformas estructurales dejadas por los gobiernos anteriores.

Para los que no saben que significa y que representa el Fondo Monetario Internacional, digamos que es una casita en Washington (aunque de casita no tiene nada) donde 189 individuos deciden a que países y en qué condiciones se les otorgan préstamos. Mismos que tienen que pagar con sus respectivos intereses. (Gratis nada.) El fondo con el que cuentan para otorgar préstamos es de casi 700 billones de dólares. Cada miembro representa un país y cada país tiene un número de votos. Estados Unidos tiene 16 y México no llega a dos. En resumen Estados Unidos es el que al final decide.

El préstamo se otorga de acuerdo a las condiciones que prevalezcan en cada país, si no hay corrupción, si hay mucha privatización, si hay libertad en el mercado y reformas estructurales como las que hubo en los últimos tres sexenios en México; el Fondo los favorece con cuantiosos préstamos.   México fue muy obediente con las recomendaciones del FMI y recibió préstamos en billones de dólares. La deuda externa aumentó considerablemente y los beneficios no se vieron por ninguna parte. Hoy en día el gobierno de México alcanza a cubrir solo los intereses de la deuda.

Uno pensaría que el FMI a quien México debe mucho dinero, debiera estar feliz con los resultados que ha tenido el actual Presidente de México con su programa de austeridad y los programas de bienestar en lo que va de su gobierno. La realidad es todo lo contrario, en su más reciente reporte no menciona a México entre los países emergentes con una economía pujante. Tampoco lo señala como un ejemplo de lucha contra la corrupción y menos habla del efecto positivo que ha tenido en ese país la lucha contra el crimen de cuello blanco. El desdén de esta institución por México ha llegado a tal grado que pone a Guyana, ubicado en el Caribe, como el estado que tendrá el mayor crecimiento económico. Guyana cuenta con 750 mil habitantes y en fecha reciente descubrieron valiosos yacimientos petroleros. ¿Y los recientes descubrimientos de petróleo en México no cuentan?)

No importa lo que opine la prensa tradicional mexicana y el FMI, México va en camino a convertirse en una verdadera potencia económica. El lastre de este país, por décadas ha sido la corrupción hermanada a la impunidad. López Obrador ha probado ser un político honesto. Su gabinete está integrado por brillantes profesionales, hombres y mujeres incorruptibles. El mejor ejemplo de efectividad e incorruptibilidad lo es Santiago Nieto, actual Director de la Unidad de Inteligencia Financiera. En sólo un año que lleva en funciones, congeló 12,074 cuentas de banco. Identificó a 1,300 individuos con manejos ilegales. El total congelado en lo que fue 2019, asciende a 5,023 millones de pesos y 52 millones de dólares. Se espera que en el 2020, estas cantidades junto con otras pendientes pasen al Instituto Para devolverle al pueblo lo robado y así asignarlos a proyectos en los municipios más pobres y alejados de la capital de México. Por ahora las fortunas congeladas en distintos bancos y sus dueños, algunos en la cárcel, otros ya huyeron y por supuesto están los que afirman: ¨Ese dinero no es mío.¨

Alicia Alarcon

Alicia Alarcon