Columnista: Alicia Alarcon

Estados Unidos sufre serias bajas en su guerra contra el coronavirus.

Por Alicia Alarcón

El viaje fue largo, casi catorce horas de vuelo. Su paso por Wuhan, China fue rápido y en sus compras no incluyó ningún mercado al aire libre de ningún tipo. Ajeno a su condición de ser el primer transmisor del coronavirus en el Nuevo Continente, el joven viajero de 30 años que llegó al Estado de Washington el pasado 21 de enero del 2020, pasó sin ningún problema las inspecciones de aduana y de inmigración; salió del aeropuerto, sin imaginarse que el virus anclado en su organismo dejaba una estela de contagio que hasta ahora ha afectado a más de 5,000 personas, causado la muerte a rebasado los 100 y amenaza con paralizar al Gigante del Norte donde apenas hace un mes, sus máximos dirigentes se jactaban de la inmunidad de este país a las calamidades que se viven en el resto del mundo.

Ante la fuerza arrolladora de un enemigo apenas visible, los soldados que enfrentan a este nuevo peligro que atenta la salud de miles en el país, son hombres y mujeres de paz, que no usan chalecos antibalas ni viste camuflajes verdes. Su vestuario es blanco y azul y se ven a distancia protegidos apenas con trajes improvisados que no siempre los protege del virus. Se trata de médicos y enfermeras que han tomado como tarea personal ayudar a combatir esta pandemia. También en otro frente están los médicos y médicas que realizan una labor de información diaria para disminuir el pánico que el coronavirus ha provocado entre la población de habla hispana.

Uno de ellos es el Dr. Mahfouz Michael, Director y fundador de las Clínicas Médicas San Miguel.

¿Doctor Michael que pasa con las personas que contraen el coronavirus pero no presentan síntomas?

¨Mucha gente que vemos en las calles tienen coronavirus, el problema es que muchos no lo saben, no toman precauciones y contagian a otras. Nuestra obligación como médicos es informarlos no asustarlos como pasa en la televisión donde hay mucho alarmismo. Yo les explico a mis pacientes que la mejor forma de combatir al coronavirus es con un sistema inmunológico fuerte, eso todos los podemos tener si tenemos una buena alimentación, nada de comida chatarra, tomar mucha agua durante el día para estar hidratados y dormir bien, dormir es la mejor forma de fortalecer nuestro sistema inmunológico y muchos no lo saben.¨

¿Quiénes son los que están más propensos a tener serios problemas de salud en caso de contraer el virus?

¨Los diabéticos, hipertensos, las personas que sufren de asma, los que tienen alguna enfermedad crónica, también los que están recibiendo quimioterapia deben de estar alerta y reforzar sus cuidados. No salir a la calle, limpiar más seguido las áreas donde se encuentran, lavar la ropa de ellos y de cama más seguido y plancharla, el calor mata al coronavirus. Lavarse las manos de manera más frecuente durante 20 segundos, no tocarse la cara, limpiar los objetos que tocan con una toalla inmersa en agua y jabón, limitar más su contacto con los demás. Estas precauciones se aplican a todos, pero estas personas tienen que hacerlo más seguido.¨

¿Qué lección nos deja el coronavirus, además del pánico y la zozobra.

¨Esta es la primera vez que pasa algo así en Estados Unidos, no quiero decir que esto sea un castigo, pero tenemos que ayudar más a la gente pobre. Ojalá que a partir de esto, cultivemos más nuestra mente, nuestro espíritu, que reaccionemos mejor con los demás. Que seamos más humildes, más humanos.¨

¿Qué cambios han hecho ustedes en su práctica médica con la aparición de este virus? ¨Para las personas que tienen algún síntoma de resfriado o algo que pueda ser asociado con coronavirus los consulto a través de su Iphone y les ordeno la medicina para que algún familiar la recoja de su farmacia. Vivimos en una nueva era tecnológica que nos permite verlos y consultarlos sin que tengan que venir a la clínica.¨

¿Qué tan cerca estamos de tener una vacuna contra el coronavirus.¨

¨Una vacuna requiere tiempo, no se puede decir que va estar lista de la noche a la mañana, porque se logra a base de muchas pruebas; se tratan diferentes medicamentos que han probado ser efectivos contra otros virus como el VIH por ejemplo. Sabemos que una mujer fue vacunada contra el coronavirus, pero nada se sabe de los resultados. Se hace un monitoreo y se siguen intentando otras fórmulas hasta que se encuentre la combinación precisa que mate ese virus. Una vez que se hagan muchas pruebas con pacientes y se vean los resultados positivos esa vacuna pasa a la FDA (Food and Drug Administration) para su aprobación antes de aplicarla de manera masiva a la población. Todo este proceso puede tomar hasta año y medio.

¿Cuál es el síntoma clave Doctor que les dice ¨esto puede ser coronavirus y cómo se produce el contagio?

¨La persona tiene fiebre muy alta, esto es más de 100 grados, algunas empiezan a alucinar, tos severa y les empieza a faltar el aire. El contagio es muy sencillo, el virus se desplaza a 50 millas por hora y puede contagiarse de diferentes maneras, de persona a persona a través o al tocar superficies que contenga coronavirus. Si la persona toca esa superficie, el coronavirus se le pasa a las manos, pero nada sucede si la persona se lava las manos con agua y jabón, con eso mata al coronavirus, el problema es cuando la persona se toca la cara y le facilita la entrada a su organismo a través de la nariz, boca y ojos.¨

El Doctor Michael invita a las personas que tengan dudas o preguntas sobre este virus se comuniquen con él para orientarlos, sin costo alguno, al 1800 322 2222.

 

 

 

Escrito el 2020-03-19 21:26:28
Alicia Alarcon

Alicia Alarcon