Cómo no imitar la redacción anglo

Escrito el 03 Nov 2018
Comment: Off
Esto no es un artículo, propiamente. Esto es una demostración. Esto es un estilo que no se justifica. Esto ya se está poniendo monótono.

Un poco raro, ¿no? Ahora vamos a quitarle a las anteriores frases el sujeto explícito (esto) para dejarlo en implícito, que es lo normal en castellano, cambiando las entrecortadas oraciones propias del anglosajón para adoptar la eufónica fluidez de nuestra lengua.

¿Qué tal si lo dijéramos así? “No leen ustedes propiamente un artículo, sino una demostración de un estilo que no se justifica, pues muy pronto se pone monótono.”

¿Verdad que suena mejor? He ahí un claro contraste entre el estilo de expresión del inglés que ilustra una fundamental diferencia entre los dos idiomas. Primero, la modalidad anglófona exige sujeto explícito (this, that, he, she, it, etc.), sin el cual la oración queda coja, en tanto que entre nosotros el verbo lleva el sujeto implícito. Y segundo, el discurso nuestro (lo que pudiera llamarse la “corriente” de pensamiento o ilación de conceptos ) es todo lo contrario de lo que es en inglés; en tanto que esta lengua prefiere “bocaditos” breves de asimilación presuntamente fácil, en lenguaje casi telegráfico y por lo tanto escueto, directo, repetitivo y simplón, el español se inclina por combinaciones ágiles y variadas, con cláusulas secundarias semiparentéticas, colaterales e indicidentales, que le dan fluidez y prestancia retórica —y aun a veces oratórica— al conjunto.

Por eso suena muy extraño y fuera de lugar que una cadena televisiva anuncie su presencia diciendo “Esto es Doblevisión”, o que un programa dé su nombre —pongamos, por ejemplo, “Cámara indiscreta”—, precedido del exógeno esto es. Porque basta el nombre, única y exclusivamente —¡y ya!—. Últimamene hemos observado que algunas telecadenas, entre ellas “CNN en español”, tal vez se hayan dado cuenta y procurado rectificar empleando somos en lugar del machacón esto es. Es decir, que se identifican diciendo “Somos [pausa]... CNN en español”, y además emplean la voz presentamos en lugar de copiar un gerundio suelto, presentando (presenting), al anunciar un programa o un segmento novedoso.

Otro punto es que en el habla común y corriente los presentadores de noticias sientan el impulso de insertar innecesariamente el sujeto explícito cuando claramente sobra: por ejemplo: “Ella dio a luz mellizos” (¿quién iba a ser, él?).

La conversión al estilo inglés

Se ha puesto de moda entre los medios de información el concepto de la conversión. Nos insisten en que todo, desde las ideas hasta los bienes e individuos, se convierten. Cada vez que alguien establece una nueva marca o alcanza algo inédito, se ha convertido en campeón, fenómeno de circo u otro ser extraordinario e insospechado. No se ha destacado, no ha sobresalido ni se ha sumido, no ha conseguido una plusmarca ni logrado algo superlativo ni infrahumano, no ha superado marcas históricas ni prehistóricas, en fin que no ha descollado ni por lo bajo ni por lo alto. No, señores, esa personalidad, ese individuo se ha convertido. No sabemos si ello implica una especie de transformación por arte de magia, en que deja de ser lo que era para pasar a ser un ente distinto, alcanzando una nueva etapa física o espiritual (¿suprema o supina?) de la evolución humana.

En días recientes el giro llegó a su ápice cuando nos dieron la siguiente despampanante noticia: un hombre de avanzada edad “se convirtió en la persona más anciana de EU al convertirse en ciudadano”. O sea que hubo una doble conversión: primero se convirtió en ciudadano y luego en el más anciano del país. Nos preguntamos si no hubieran sobrado ambas “conversiones” redactando la noticia así: “al optar por la ciudadanía de Estados Unidos, pasó a ser el más anciano de los norteamericanos.”

De sobra está decir que esto ya me parecería una conversión fuera de serie, que amenaza con entronizar el ajeno estilo, injertando definitivamente en nuestra lengua la estructura espánglica del que la habla, ¡pero pensando en inglés!


Emilio Bernal Labrada
Acerca del Autor
Idioma/Educación