Con la vida de los Latinos en riesgo, un informe del NCLR explora nuevas opciones de cobertura de salud

0
294

Washington, DC – Hoy el Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) –la organización nacional más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de los hispanos en EE. UU.– dio a conocer un informe titulado: Health Tax Incentives: Healthy Choices or Bad Medicine? (Incentivos fiscales para la salud: ¿opciones saludables o mala medicina?). El informe es un análisis de las políticas propuestas que abordan el actual sistema disfuncional de cobertura médica que pone en riesgo la vida de millones de estadounidenses, haciendo que la atención médica más básica sea incosteable. Uno de cada tres latinos (32.1%) no está asegurado, índice que los convierte en los estadounidenses con mayor necesidad de nuevas opciones de cobertura médica.

Para aquellos que no tienen seguro médico, ir al doctor para un chequeo rutinario de salud es un lujo que no pueden pagar, y recibir atención de emergencia o cuidado médico a largo plazo es virtualmente imposible. Los latinos tienen menos probabilidad de recibir seguro médico en sus empleos que los no hispanos. Y aunque los programas públicos como el Medicaid son una opción viable para muchos hispanos, éstos no están diseñados para cubrir a todos y dejan a 15 millones de latinos sin otra alternativa que vivir sin seguro.

El informe encuentra que existen algunos incentivos fiscales de salud que prometen reducir el número de personas no aseguradas en la comunidad latina, si estos son cuidadosamente elaborados. Después de analizar tres tipos de incentivos – un crédito fiscal, una deducción estándar y una cuenta de ahorros para la salud – el informe concluye que un generoso crédito fiscal reembolsable tiene el mayor potencial para llegar a los millones de latinos sin seguro. No obstante, el NCLR advierte que la eficacia de cualquier propuesta depende de que quienes formulan las políticas tengan la voluntad para enfrentar los serios obstáculos que actualmente mantienen a los hispanos y a otros estadounidenses sin seguro médico.

Ninguna familia debería tener que escoger entre llevar comida a la mesa o poder adquirir un seguro médico. El NCLR cree que cualquier propuesta de reforma, incluyendo los incentivos fiscales para la salud, debe alcanzar realmente a todos los estadounidenses con el fin de cerrar la brecha que existe en el acceso a cobertura médica.

Para más información o para descargar una copia del informe Health Tax Incentives: Healthy Choices or Bad Medicine? por favor visite la página de Internet del NCLR www.nclr.org. También esta disponible “Healthy Choices or Bad Medicine? Health Tax Incentives Roundtable Transcript”, el expediente de una conversación entre expertos, reunidos por el NCLR para informar su análisis de estas políticas.