Consejos para Mantener la Salubridad de Alimentos en las Áreas Afectadas por el Aviso de Tormenta de Invierno

0
184

El Servicio de Salubridad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura (U.S. Department of Agriculture Food Safety and Inspection Service — (FSIS por sus siglas en inglés) les provee esta guía de recomendaciones sobre la salubridad alimentaria a los residentes de áreas entre el Atlántico medio y la costa noreste de la nación debido al aviso de condiciones severas causadas por la tormenta de invierno que se aproxima.

El Servicio Nacional de Meteorología predice nevadas severas que se espera afectaran la zona este de la nación. Según se acerca esta tormenta a las costas se pronostican entre 1 a 3 pies de nieve o mas nevadas que duren hasta la tarde del martes. Se espera que esta tormenta traiga consigo fuertes vientos los cuales, al combinarse con la nieve, pueden causar peligrosas ventiscas según se acerque este sistema a las costas. Hay avisos de ventiscas para las zonas costaneras desde New Jersey hasta Maine. Las zonas costaneras de West Virginia, Maryland y el resto del Atlántico medio se encuentran bajo aviso de tormenta de nieve. Ciertas áreas que colindan con el valle de Ohio así como la parte sur de las montañas Apalaches se encuentran bajo advertencia de tormentas de nieve. Esta tormenta podrá causar perdida de energía eléctrica en varios de los estados que serán afectados. Esta interrupción del servicio eléctrico puede comprometer la calidad y seguridad de los alimentos tanto en el hogar como en las tiendas.

FSIS le recomienda a consumidores que los siguientes pasos para reduce la perdida de alimentos y preservar la salubridad de los mismos durante tormentas severas.

Pasos a seguirse si pierde la conexión a la energía eléctrica en su hogar:

· Mantenga termómetros para enseres electrodomésticos dentro del refrigerador y el congelador para asegurarse que las temperaturas permanezcan a niveles seguros para garantizar la salubridad alimentaria. Las temperaturas seguras para alimentos son 40 º F (4.4 º C) o menos en el refrigerador y 0 º F (-17.8 º C) o menos en el congelador.

· Llene bolsas plásticas de 1 cuarto de capacidad con agua y congélelas en el congelador. Estas bolsas son lo suficientemente pequeñas como para colocarse entre envases de alimentos y mantenerlos fríos. Recuerde que el agua se expande al congelarse. Con esto en mente, no sobre llene las bolsas para evitar que se revienten.

· Congele alimentos refrigerados, como leche, carnes frescas o pollo, que no van a ser usados de manera inmediata. Esto ayudara a preservar dichos alimentos a temperaturas óptimas por un tiempo más extendido.

· Sepa donde puede conseguir hielo seco o bolsas de hielo.

· En la eventualidad que la electricidad no esté disponible por un periodo de más de 4 horas, tenga hieleras a mano para mantener alimentos refrigerados.

· Guarde los alimentos lo más agrupados posible en el congelador para retener el frío por más tiempo.

· Evite poner alimentos afuera o en la nieve ya que puede atraer animales salvajes o puede descongelarse una vez salga el sol.

· Mantenga las puertas del refrigerador y del congelador cerradas lo más que sea posible. Un refrigerador mantendrá alimentos fríos por hasta 4 horas siempre y cuando la puerta se mantenga cerrada. Bajo las mismas condiciones, un congelador lleno, mantendrá los alimentos fríos por 48 horas (si el congelador está parcialmente lleno entonces por 24 horas).

· Coloque carnes de res y pollo sobre una bandeja en una esquina del congelador para evitar que los líquidos contaminen otros alimentos si estas se descongelan.

· Use bloques de hielo o hielo seco para mantener el refrigerador lo más frío posible durante periodos extendidos sin electricidad. Cincuenta libras de hielo seco pueden mantener la temperatura óptima en un refrigerador de 18 pies cúbicos que se encuentra lleno de productos por hasta dos días.

Pasos para seguir luego de una emergencia meteorológica:

· Revise las temperaturas dentro de su refrigerador y congelador. Tire cualquier alimento perecedero (tales como carnes de pollo, cerdo o res, mariscos o pescados, huevos, leche y cualquier sobrante de comida) que haya estado a temperaturas mayores de 40 º F (4.4 º C) por más de dos horas.

· Inspeccione cada artículo individualmente. Deseche los alimentos perecederos refrigerados, como carnes, aves, pescados, quesos blandos, leche, huevos, sobras y fiambres después de 4 horas sin electricidad. Cualquier alimento que no huela bien, que haya cambiado de color o textura o si se siente tibio al tocarlo debe ser desechado.

· Revise los alimentos congelados para verificar la formación de cristales de hielo. Los alimentos en el congelador que aun contengan cristales de hielo en su empaque o que hayan permanecido a temperaturas menores de 40°F pueden ser consumidos sin problemas.

· Nunca pruebe un alimento para cerciorarse si aun es seguro para el consumo.

· Si tiene duda acerca de un producto, no lo consuma.