¿Cuántas veces has detenido o dejado de hacer cosas porque sientes miedo?

¿Cómo vivirías si pudieras tener lo que soñaste? ¿y si pudieras conquistar tus temores como seria tu vida?

0
141
Becky Krinsky | Life-Coach, Author, & International Speaker

El miedo es un sentimiento real y natural que todos los seres humanos experimentamos en algún momento. Es importante aprender a conquistar este sentimiento para que no paralice ni tenga el poder de robar las posibilidades de vivir en plenitud.

Dudar de las capacidades propias cuando uno tiene que emprender una cuestión compleja, difícil o novedosa, así como tener miedo a lo desconocido,  temor al rechazo, la crítica y la vergüenza no es algo raro, de hecho muchas personas han dejado de hacer cosas simplemente por el miedo que sienten.

El miedo vive en la mente y se nutre de los sentimientos  ignorados. Este sentir tiende a crear historias con escenarios trágicos suponiendo desenlaces peligrosos con preocupaciones de situaciones nunca terminan sucediendo.

El miedo se convierte en un mecanismo de defensa para evitar situaciones que pueden reactivar situaciones traumáticas, experiencias negativas que pueden condicionar a asociar ciertas acciones con consecuencias adversas.

El miedo se puede dividir en tres categorías:

1.   Los miedos personales creados por ideas propias: sentimientos de  inadecuación, temor de la persona de no poder alcanzar lo que quiere. Este sentimiento paraliza y no permite avanzar.
2.   Las creencias fundadas en las convicciones sociales y culturales: predisposiciones y auto convencimientos de que es imposible lograr lo que se desea ya que uno ha escuchado que no puede y además se lo ha creído.
3.   Los obstáculos son cuestiones que no dependen de uno: circunstancias externas que complican o incrementan el riesgo para lograr los propósitos.

Es vital reconocer y entender lo que sucede internamente para después poder modificar los pensamientos que limitan el desarrollo de los sueños y los deseos.

En algunas ocasiones los miedos sirven como una buena excusa para dejar de intentar o tomar la responsabilidad de la vida personal.

Los humanos somos criaturas de hábitos, el miedo al cambio crea resistencia frente a nuevas experiencias o situaciones desconocidas. El miedo al rechazo o a la desaprobación social puede llevar a las personas a evitar ciertas acciones para ajustarse a las expectativas de los demás. El temor al fracaso puede paralizar a las personas, impidiéndoles tomar riesgos o emprender nuevas acciones.

Un miedo paradójico es el miedo al éxito, donde algunas personas prefieren la comodidad de la inercia que conlleva no exponerse y eludir la responsabilidad de dirigir su propio destino.

El miedo es real, pero al escucharlo y conquistarlo, se convierte en un guía útil para nuestras acciones. Ignorarlo puede paralizarnos y privarnos de las oportunidades que podríamos haber logrado. Enfrentemoslo y descubramos lo que realmente podemos alcanzar.

La receta
Conquistando el miedo
Ingredientes:
Aceptación – reconocer la sensación que el miedo suscita.
Valor – fortaleza conquistar la sensación de incertidumbre, impotencia y frustración.
Confianza – fe que las cosas siempre se acomodan y uno puede con lo que le llega.
Responsabilidad – conciencia de las acciones y las creencias personales.
Determinación – fuerza interna para persistir y lograr los objetivos.

Afirmación personal para conquistar mi miedo.

Reconozco que hay situaciones que desconozco o me imponen y me dan miedo. Acepto y  permito que mis emociones fluyan. Tengo la determinación para sucumbir a mis miedos y transformarlos en oportunidades. Tengo la convicción que tengo lo que necesito para conquistar mi miedo. Recupero mi fortaleza pensando en positivo, vivo con conciencia y responsabilidad. Tengo la certeza de que el universo, dios o la fuerza suprema que reconozco me acompañan , me apoyan y conspiran en mi favor siempre. El miedo no me paraliza, me hace estar más alerta y me guía para lograr mis objetivos.

Conquistando y transformando el miedo.

Al aceptar el miedo con valor, determinación para luchar y  fe puede transformar su miedo en convicción para triunfar. Reconocer las sensaciones y la incertidumbre que el miedo infunde permite ver con claridad y luchar con la certeza que uno puede vencer sus miedos.

El miedo siempre  puede estar latente y nunca desaparecer sin embargo no tiene por qué paralizar a la persona. El miedo es parte de la naturaleza y del instinto de supervivencia. Hay que aprender a incluirlo como parte integral de la realidad personal, ya que esto fortalece los pensamientos y hace que la persona pueda actuar con lógica.

El miedo motiva y da razones para  poder luchar. El miedo es la emoción que regala el valor para conquistar y transformar el miedo en buenas oportunidades, además elimina los fantasmas mentales y levanta la resistencia para luchar.

“El miedo, enfrentado con valentía y confianza, se convierte en un guía poderoso que abre las puertas a una vida plena de posibilidades.”*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2024 Recetas para la vida © Todos los Derechos Reservados

¿Te interesa conquistar tus miedos?
Haz una cita gratis para mejorar tu calidad de vida y ser feliz.

https://calendly.com/recetasparalavida/sesion?month=2022-12