Cultivo de marihuana, al debata de la Suprema Corte de Justicia de la Nación!…



Octubre 25 del 2015.El debate por la legalización de la marihuana en México lleva años dando pequeños pasos después de una guerra contra los cárteles de la droga que ha dejado 80.000 muertos y más de 20.000 desaparecidos; por lo tanto el consumo de mariguana debe atenderse como problema de salud, no de seguridad, por que se debe tratar como el alcoholismo, el tabaquismo; en este sentido el consumo de la marihuana debe de haber un tratamiento cuyo programa debe de implementarlo el Estado, con informacion, reglamentación respectiva. En este sentido la Suprema Corte discutirá el 28 de octubre próximo una propuesta para autorizar el cultivo y consumo para fines recreativos. El debate por la legalización de la marihuana lleva años; la discusión podría dar un importante avance con la ponencia del Ministro Arturo Zaldívar, quien presentará ante la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación un proyecto que pretende declarar inconstitucionales los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley general de Salud que prohíben la siembra y cultivo de la droga para Auto consumo con fines recreativos. Su propuesta no contempla autorizar el comercio de la sustancia. El fondo del proyecto del Ministro Zaldívar, es amparar a la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Tolerante y Responsable, una organización de clubes de cannabis (Marihuana) que hace dos años solicitó al Gobierno permisos para cultivar plantas de marihuana con fines de consumo recreativo. La Comisión Federal de Protección de Riesgos Sanitarios, la Cofepris, rechazó la solicitud. Los quejosos promovieron un amparo que fue negado por un juez en primera instancia. El criterio del Ministro Zaldívar cree que no corresponde al Estado limitar las libertades. “Pertenece a la autonomía individual... la posibilidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de la sustancia”.

La justificación del Ministro Arturo Zaldívar afirma que el consumo de la marihuana en personas adultas “no supone un riesgo importante para la salud” si no se utiliza de forma “crónica y excesiva”. Las afectaciones son “menores o similares” a las que producen sustancias no prohibidas como el alcohol o el tabaco, afirma el Ministro en su propuesta a la primera sala. Si la mayoría de la primera sala respalda el proyecto quedarían sin efecto los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley general de Salud. El Ministro Zaldívar afirma que declaratoria de inconstitucionalidad “no supone en ningún caso autorización para realizar actos de comercio, suministro o distribución” de la sustancia.

En México la posesión de pequeñas cantidades está despenalizada desde 2009, de acuerdo a la Ley General de Salud, Última reforma publicada DOF 7 de junio de 2011 en sus artículos:
Artículo 477.- Se aplicará pena de diez meses a tres años de prisión y hasta ochenta días multa al que posea alguno de los narcóticos señalados en la tabla en cantidad inferior a la que resulte de multiplicar por mil las previstas en dicha tabla, sin la autorización a que se refiere esta Ley, cuando por las circunstancias del hecho tal posesión no pueda considerarse destinada a comercializarlos o suministrarlos, aún gratuitamente. No se procederá penalmente por este delito en contra de quien posea medicamentos que contengan alguno de los narcóticos previstos en la tabla, cuya venta al público se encuentre supeditada a requisitos especiales de adquisición, cuando por su naturaleza y cantidad dichos medicamentos sean los necesarios para el tratamiento de la persona que los posea o de otras personas sujetas a la custodia o asistencia de quien los tiene en su poder.

Artículo 478.- El Ministerio Público no ejercerá acción penal por el delito previsto en el artículo anterior, en contra de quien sea farmacodependiente o consumidor y posea alguno de los narcóticos señalados en la tabla, en igual o inferior cantidad a la prevista en la misma, para su estricto consumo personal y fuera de los lugares señalados en la fracción II del artículo 475 de esta Ley. La autoridad ministerial informará al consumidor la ubicación de las instituciones o centros para el tratamiento médico o de orientación para la prevención de la farmacodependencia.

El Ministerio Público hará reporte del no ejercicio de la acción penal a la autoridad sanitaria de la entidad federativa donde se adopte la resolución con el propósito de que ésta promueva la correspondiente orientación médica o de prevención. La información recibida por la autoridad sanitaria no deberá hacerse pública pero podrá usarse, sin señalar identidades, para fines estadísticos.
Artículo 479.- Para los efectos de este capítulo se entiende que el narcótico está destinado para su estricto e inmediato consumo personal, cuando la cantidad del mismo, en cualquiera de sus formas, derivados o preparaciones no exceda de las previstas en el listado siguiente: Opio 2 gr.; Diacetilmorfina o Heroína 50 mg.; Cannabis Sativa, Indica o Mariguana 5 gr.; Cocaína 500 mg.; Lisergida (LSD) 0.015 mg.; MDA, Metilendioxianfetamina Polvo, granulado o cristal Tabletas o cápsulas 40 mg. Una unidad con peso no mayor a 200 mg. MDMA, dl-34-metilendioxi-n-dimetilfeniletilamina 40 mg. Una unidad con peso no mayor a 200 mg.; Metanfetamina 40 mg. Una unidad con peso no mayor a 200 mg.









Uso medicinal de la marihuana, bien vale destacar el caso de Grace Elizalde, una niña de ocho años originaria de Monterrey, en el Estado de Nuevo León, al norte de México, dio en septiembre un rostro diferente al debate de la legalización. El tema dejó de ser una solicitud hecha por rastafaris que fuman canutos en la calle en manifestaciones. La menor, que sufre más de cien crisis epilépticas por el síndrome de Lennox-Gastaut, sensibilizó algunos sectores reticentes de la población. Una batalla encabezada por sus padres logró que más de 45.000 personas firmaran una petición a las autoridades mexicanas para que autorizaran la importación de un medicamento fabricado con una base de cannabis. Mikel Arriola, el comisionado de riesgos sanitarios de México, firmó el permiso. Grace será la primera paciente en México que experimentará un tratamiento con la marihuana medicinal, una práctica que es común en 24 Estados de Estados Unidos.

Así, también 67 intelectuales, académicos y personajes públicos que incluye al expresidente Ernesto Zedillo (1994-2000), el excanciller Jorge Castañeda, empresarios como Pedro Aspe, el Nobel de química Mario Molina, los escritores Héctor Aguilar Camín, Ángeles Mastretta y Juan Villoro, además de actores como Gael García Bernal y Diego Luna ha presionado públicamente desde 2013 por políticas con enfoque de salud pública. La palabra de la Corte la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tendrá un peso muy importante en este reto.

NI MAS... NI MENOS... SOLO LO JUSTO!... Mexico vive otros tiempos y la historia en materia de estupefacientes la tiene la Suprema Corte de Justicia de la Nación que discutirá el próximo miércoles 28 de octubre la propuesta para autorizar el cultivo y consumo para fines recreativos. El debate por la legalización de la marihuana lleva años, la discusión podría dar un importante avance con la ponencia del Ministro Arturo Zaldívar, quien presentará ante la Primera Sala su proyecto que pretende declarar inconstitucionales los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley general de Salud que prohíben la siembra y cultivo de la droga para Auto consumo con fines recreativos. Su propuesta no contempla autorizar el comercio de la sustancia.

De aprobarse este histórico dictamen,miel Estado y la Sociedad tendrá importantes instrumentos para hacerle frente al flagelo o problema de salud pública, desde luego de seguridad pública y quede atrás practicas in operantes ante una sociedad agraviada, que ante la prohibición lo único que se ha generado es una corrupción y negocio ilícito para grandes bandas que lucran con la sociedad a costa de los impuestos de los mexicanos que se utilizan para enfrentar y combatirlos con pocos resultados.

El problema es grave, los niveles de consumo no se han contenido o abatido la oferta con la prohibición se sigue incrementando, por lo mismo los precios de la droga se incrementa ante la mayor demanda, lo que demuestra el enorme fracaso que la prohibición supone, no hay forma de que alguien diga que la actual estrategia es buena y por lo tanto deberíamos seguirle apostando.

Lo que se debe hacer así como se trata otras adicciones como el alcohol, tabaco y medicinas, con la marihuana tiene que haber un programa estatal con información, que valore, reglamente, siempre bajo un criterio regulatorio y no volvamos al error que como sociedad hemos caído de ver el consumo de marihuana como un problema de seguridad pública: carceles, en lugar de salud pública.

El Estado debe dedicarse a proteger a los ciudadanos en materia de salud, con tratamiento médico, que se implementen programas de prevención con información a su alcance de por qué no deben consumir drogas, pero que si caen en un problema les den el beneficio de estar en una clínica de salud. El Estado debe tener su capacidad regulatoria para eliminar el enorme negocio que tienen las bandas de narcotraficantes.

Es Cuanto!...






 









 







 



Mtro. Jesús Armando Liogón Beltrán
Acerca del Autor
Ni más...ni menos...¡Sólo lo justo!...

Leave a Reply