Declaraciones del Presidente sobre la Cumbre del G-20 en Pittsburgh

0
266

(To read the English version go down Noticias Relacionadas).

Michelle y yo estamos deseosos de darles la bienvenida a los líderes mundiales a la maravillosa ciudad de Pittsburgh el 24 y 25 de septiembre, y les agradecemos a los residentes de Pittsburgh y Pensilvania por ofrecer su ciudad como ejemplo al mundo.

La Cumbre de Pittsburgh es una oportunidad importante para continuar los arduos esfuerzos que hemos hecho para hacerle frente a la crisis económica mundial y renovar la prosperidad de nuestro pueblo. Juntos, examinaremos las metas alcanzadas, evaluaremos qué más necesitamos lograr y hablaremos sobre todo lo que podemos hacer juntos para sentar las bases de un crecimiento económico equilibrado y sostenible. Pittsburgh es un ejemplo claro de cómo generar nuevos empleos e industrias, y a la vez hacer la transición a una economía del siglo XXI. Pittsburgh, que se ha transformado de la ciudad del acero a un centro de innovación de alta tecnología –lo que incluye tecnología verde, educación y capacitación, e investigación y desarrollo– ofrecerá un bello entorno y también un ejemplo contundente para nuestra labor.

Es importante señalar lo lejos que hemos llegado para evitar una catástrofe económica mundial. Hace un año, nuestra economía estaba en caída libre. Algunos economistas pronosticaban una segunda Gran Depresión. Se requería medidas inmediatas para rescatar a la economía. En Estados Unidos aprobamos una histórica Ley para la Recuperación que rápidamente puso dinero en manos de las familias trabajadoras y puso a trabajar a estadounidenses en todo el país, incluido Pittsburgh y zonas aledañas. Esto incluye a empresas como East Penn Manufacturing, negocio propiedad de una familia desde hace tres generaciones, que ahora produce baterías para vehículos híbridos de consumo eficiente de energía para el siglo XXI. Eso incluye a la fábrica Serious Materials, en las afueras de Pittsburgh, que cerró el año pasado y ahora está volviendo a contratar a trabajadores que perdieron su empleo y dándoles una nueva misión: producir ventanas que están entre las de mayor ahorro de energía en el mundo. Y en laboratorios médicos en Pittsburgh, los científicos logran avances en la regeneración de tejido, lo cual ayudará a gente de todo el mundo, entre ellos nuestros soldados heridos en combate en Iraq y Afganistán.

Las medidas que hemos tomado para volver a impulsar el crecimiento también han sido coordinadas con nuestros socios en todo el mundo. La producción industrial en los países del G20 se ha estabilizado o está creciendo. El comercio internacional está aumentando. Se ha reducido considerablemente la presión en el mercado financiero, y nuestras instituciones financieras están obteniendo el capital necesario.

Pero todos nosotros debemos recordar que nuestra labor no ha concluido, ni mucho menos, ya que nuestra gente aún busca trabajo. Como líderes de las principales economías del mundo, tenemos la responsabilidad de colaborar por un crecimiento sostenido a la vez que ponemos en vigor normas que pueden evitar que este tipo de crisis vuelva a suceder. Para evitar quedar atrapados en el ciclo de auge y crisis, debemos encontrar un camino hacia el crecimiento sostenido a la vez que esquivamos el desequilibrio del pasado. Ése será un aspecto clave del plan de trabajo del G20 en el futuro, y la Cumbre de Pittsburgh puede ser un momento histórico de importancia para nuestros esfuerzos.

En un lugar conocido como la ciudad de los puentes, podemos unirnos para promover nuestro interés común en la recuperación mundial a la vez que pasamos la página hacia una verdadera economía del siglo XXI.

Al trabajar con nuestros amigos y socios de todo el mundo, Estados Unidos está listo para ayudar a ser líder de este esfuerzo en Pittsburgh y otros esfuerzos futuros.