Demócratas ponderan verificar ciudadanía bajo reforma sanitaria: ¿ceden a presiones republicanas?

0
222

WASHINGTON. DC – Aunque el congresista republicano Joe Wilson -el que llamó mentiroso a Barack Obama-, fue quien mintió al afirmar que los planes de reforma sanitaria proveen cobertura a los indocumentados pese al lenguaje explícito de que no es el caso, los demócratas ya parecen haber comenzado a actuar como si Wilson estuviera diciendo la verdad.

Un artículo de la revista Time cita a dos de los demócratas que lideran las negociaciones sobre el lenguaje de la reforma de salud, los senadores Kent Conrad y Max Baucus, diciendo que reconsiderarían el lenguaje relacionado con la verificación de elegibilidad para los subsidios federales que recibirían personas para comprar el seguro médico que estarían obligados a tener.

Baucus incluso indicó que podrían incluir el requisito de ciudadanía para los solicitantes de subsidios federales.

“Hablamos de cómo uno puede probar su situación migratoria para ser elegible (para los subsidios)…probar que eres ciudadano”, dijo Baucus, según la publicación Roll Call. Y agregó que una de las alternativas es emplear los números de Seguro Social para verificar la ciudadanía, aunque habrían otras.

Los republicanos alegan que los planes de salud cubren a los indocumentados porque aunque se prohíbe que reciban subsidios federales, no impiden que ellos compren por su cuenta una póliza médica, como un porcentaje hace al presente. Se calcula que 40% de los indocumentados tienen cobertura médica que pagan de su bolsillo o que reciben a través de su empleo.

Pero hasta eso parece no estar claro. Ayer le preguntaron al portavoz presidencial, Robert Gibbs, si un indocumentado podría adquirir seguro médico con su dinero en el llamado intercambio federal mediante el cual el gobierno ofrecería pólizas. Esto respondió Gibbs: “El plan no cubrirá a inmigrantes ilegales. Punto”

Además, según los republicanos, los mecanismos de verificar la elegibilidad de personas para los subsidios federales no son confiables y muchos indocumentados podrán burlar el sistema y obtener los subsidios.

El problema es que la práctica ha demostrado que la verificación de ciudadanía es costosa y finalmente ha terminado lastimando a ciudadanos estadounidenses que no tienen los documentos de identidad, como por ejemplo, ancianos que no tienen sus certificados de nacimiento y a quienes les urgen los servicios de salud.

En 2007, el Comité cameral de Supervisión comisionó un estudio sobre la verificación de ciudadanía en el programa de Medicaid, o seguro médico para personas de escasos recursos, en seis estados del país.

El estudio encontró que en sólo seis estados se gastaron 16 millones de dólares en fondos federales y estatales para implementar las reglas de verificación de ciudadanía, y sólo encontraron a ocho indocumentados haciendo uso del Medicaid de un universo de casi ciuatro millones de beneficiarios.

El análisis encontró que la verificación de ciudadanía supuso un descenso en la cifra de personas que se inscribieron en Medicaid al tiempo que resultó en mayores costos administrativos.

“…ha costado más implementar (los requisitos de verificación de ciudadanía) que lo que se ha economizado en gastos al excluir a los indocumentados de la cobertura de Medicaid. Por cada 100 dólares gastados por los contribuyentes federales para implementar los nuevos requisitos de verificación de ciudadanía, sólo se han ahorrado 14 dólares para Medicaid”.

Además, ya se implementa un programa, SAVE, para garantizar que los indocumentados no accesen programas de beneficios públicos.

En su editorial de hoy, el diario The New York Times señaló que los republicanos de línea dura pueden insistir en sus demandas de verificación de ciudadanía para acumular puntos políticos con su base, “pero hay una línea entre la antipatía a los indocumentados y el daño que puedan hacerle a los votantes que representan y al presupuesto federal, y parece que el Sr. Wilson y sus admiradores ya la cruzaron”.

Y los demócratas, potencialmente cediendo a sus presiones, los estarían ayudando.