Día de César Chávez 2010

PROCLAMA DEL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA

0
297

Los derechos y beneficios que gozan los trabajadores estadounidenses hoy no se ganaron fácilmente; se tuvo que luchar por ellos. Tomó varias generaciones de valientes hombres y mujeres que lucharon por condiciones laborales decentes, que se organizaron para exigir una remuneración justa y que algunas veces arriesgaron la vida. Algunos, como César Estrada Chávez, dedicaron su vida a esta causa.

Hoy, en la fecha de lo que habría sido su 83ero cumpleaños, celebramos el legado de César y el progreso logrado por todos los que marcharon a su lado.

César Chávez creció en una familia de trabajadores agrícolas migrantes, y pasó su niñez viajando por todo el sudoeste de Estados Unidos, trabajando en campos y viñedos y experimentando en carne propia las penosas condiciones cuya abolición serían más tarde el objeto de su cruzada.

En esa época, los trabajadores agrícolas eran muy pobres, se los explotaba con frecuencia, estaban expuestos a condiciones laborales muy peligrosas, y a menudo se les negaba agua potable, baños y otras necesidades básicas. El sindicato que luego fundó Cesar con Dolores Huerta, Trabajadores Agrícolas Unidos de Estados Unidos (United Farm Workers of America o UFW), aún trabaja sobre estos temas hoy.

Después de servir en la Marina (Navy) de Estados Unidos, César Chávez se hizo organizador comunitario y empezó una campaña por derechos civiles y justicia social a la que dedicaría toda su vida.

Aplicó los principios de la no violencia, con los que les dio poder a innumerables trabajadores y generó un movimiento que llegó a ser el UFW. Encabezó marchas, huelgas y boicots que llamaron la atención de nuestra nación sobre las condiciones deplorables que existían y usó el poder de los piquetes de huelga para ganar contratos colectivos.

“El amor por la justicia que llevamos dentro, no sólo es lo mejor de nuestro ser, sino también es lo más fiel a nuestra naturaleza”, dijo César Chávez en cierta ocasión.

Desde los primeros días de la independencia de nuestra nación, hemos luchado para perfeccionar el ideal de igualdad de oportunidades e igualdad ante la ley que consagraron los documentos de nuestra fundación.

Como lo indicó César, la justicia puede ser fiel a nuestra naturaleza, pero como nos enseña la historia, no prevalecerá a menos que defendamos su causa.

Pocos estadounidenses han llevado a cabo semejantes esfuerzos tan incansablemente y en nombre de tantos, como César Chávez. Hasta hoy, su arenga “Sí, se puede”, inspira el espíritu y la esperanza de oportunidades en pueblos de todo el mundo. Su movimiento fortaleció a nuestra nación y su visión vive en todos los organizadores y empresarios sociales que aún trabajan con su prójimo para darles el poder de mejorar su comunidad.

AHORA, POR TANTO, YO, BARACK OBAMA, Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, en virtud de la autoridad que me confieren la Constitución y las leyes de Estados Unidos, proclamo por la presente el 31 de marzo, 2010, como el Día de César Chávez. Insto a todos los estadounidenses a conmemorar este día con programas comunitarios apropiados de servicio y educación para honrar el perdurable legado de César Chávez.

EN FE DE LO CUAL, firmo en este 31 de marzo del año de Nuestro Señor dos mil diez, y el 234º de la independencia de Estados Unidos.

BARACK OBAMA