Día del Trabajo 2022: La fuerza laboral de Estados Unidos es más fuerte que nunca

0
197
Marty Walsh, Secretario de Trabajo de EE. UU Photo Credit: Department of Labor Shawn T Moore

Por Marty Walsh, Secretario de Trabajo de EE. UU.

En el Día del Trabajo honramos los logros de los trabajadores de Estados Unidos, y en 2022 tenemos una victoria histórica que celebrar. Los trabajadores de nuestra nación han regresado desde las profundidades de una pandemia global, recuperando cada empleo perdido y más.

Este hito parecía imposible de alcanzar en el Día del Trabajo hace dos años. La pandemia estaba fuera de control. Millones de estadounidenses se quedaron sin trabajo y los analistas económicos dijeron que el desempleo podría seguir siendo elevado en los próximos años.

Algunos comentaristas incluso perdieron la fe en nuestra ética de trabajo nacional. Incluso hoy en día, algunos todavía dicen que los estadounidenses “ya no quieren trabajar”.

Qué tontería. Esta visión agria de los trabajadores parece arraigada en la creencia de que deben ser felices con cualquier trabajo que obtengan. Una pandemia mortal expuso los límites – y la falta de respeto – de esa actitud.

La verdad es que los estadounidenses estaban ansiosos y listos para volver al trabajo. Solo necesitaban las oportunidades adecuadas, del tipo que entregó el Plan de Rescate Estadounidense del presidente Biden. Llevó vacunas a la gente, alivio a las familias y apoyo para que las escuelas y las empresas reabrieran de manera segura. Con estas condiciones en su lugar, Estados Unidos volvió al trabajo, y a lo grande.

Desde que el presidente Biden asumió el cargo, hemos agregado 9.5 millones de empleos a la economía. La tasa de desempleo se ha desplomado a 3.5 por ciento, igualando un mínimo de 53 años.

Aquí en Delaware, la tasa de desempleo es del 4,4 por ciento, ya que los habitantes de Delaware están aprovechando las oportunidades como nunca antes. Este crecimiento del empleo ha sido grande y ampliamente compartido. Algunos dijeron que la construcción tardaría en regresar. Hasta julio, había 82.000 empleos de construcción más que antes de la pandemia. Los trabajadores de la salud lucharon valientemente durante la pandemia y, para este verano, casi todos los trabajos en ese sector vital se recuperaron.

Algunos dijeron que pensar que podríamos restaurar la fabricación de Estados Unidos era ingenuo. Bueno, la fabricación se ha recuperado más que por completo, y con los nuevos CHIPS y la Ley de Ciencias, estamos listos para liderar el mundo en las industrias y buenos empleos del futuro.

La nuestra es una historia notable de resiliencia y recuperación. Debo decir que, como ex trabajador de la construcción, no me sorprende. Los trabajadores están orgullosos de su trabajo y de quiénes son. Eso no ha cambiado.

Mientras viajo por el país como Secretario de Trabajo, hablo con trabajadores y solicitantes de empleo y, dondequiera que vaya, los estadounidenses quieren una oportunidad justa de ganar salarios decentes, mantener a sus familias, hacer contribuciones significativas y lograr seguridad financiera.

Considere la Ley de Infraestructura Bipartidista. Está creando miles de empleos bien remunerados que no necesitan un título universitario. Los trabajadores de Estados Unidos están haciendo lo que mejor saben hacer: reconstruir sus comunidades, revitalizar nuestras industrias y asegurar un futuro saludable para nuestros niños. Estamos decididos a continuar este progreso.

También estamos reduciendo la desigualdad. En esta recuperación, los salarios han aumentado más rápido para los trabajadores de color y los trabajadores con menos de un diploma de escuela secundaria. Para liberar todo el potencial de nuestra economía, debemos empoderar a todos los trabajadores de nuestra nación, especialmente a aquellos que fueron excluidos en el pasado.

Avanzamos todos nuestros objetivos ahora desde una posición de fuerza. La Ley de Reducción de la Inflación no solo reducirá los costos para las familias trabajadoras; también va a crear buenos empleos en los próximos años. Los trabajadores de Estados Unidos, diversos y decididos, van a ganar nuestro futuro de energía limpia.

Cada recuperación tiene una lección que enseñar. Aquí hay uno para este Día del Trabajo: Nunca apuestes contra los trabajadores de Estados Unidos.