Discurso sobre el Estado de la Unión

El Congreso estuvo volcado con Guaidó

0
311

El martes 4 de febrero, un día antes de que el Senado vote para, seguramente absolver al presidente Trump de los dos cargos que enfrenta en su juicio político de destitución por sus presiones a Ucrania, se realizó el discurso sobre el Estado de la Unión.

Como presidenta de la Cámara Baja, Pelosi, la misma que presentó los cargos contra Trump e inició el juicio de “impeachment”, tenía reservado un lugar de honor detrás de Trump en el hemiciclo. Cuando el presidente le entregó una copia del discurso al inicio, la líder demócrata le extendió la mano, pero Trump se giró sin estrechársela.

Pelosi, le devolvió “la jugada” cuando finalizado el discurso presidencial rompió su copia del discurso.

Cuatro congresistas demócratas -Rashida Tlaib, Seth Moulton, Tim Ryan y Bill Pascrell- se marcharon de la Cámara Baja en mitad del discurso. Alexandria Ocasio-Cortez y la afroamericana Ayanna Pressley, decidieron directamente no asistir a la sesión para no “normalizar la conducta ilegal” de Trump.

Muchas legisladoras demócratas vistieron de blanco para conmemorar el centenario de la ratificación de la decimonovena enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que concedió a las mujeres el derecho a voto. (En el primer discurso del Estado de la Unión de Trump en 2018, muchas vistieron de negro en solidaridad con el movimiento #MeToo, y en 2019 las progresistas eligieron ir de blanco).

Juan Guaidó, reconocido presidente interino de Venezuela por más de medio centenar de países, recibió una ovación por parte de legisladores, tanto del Partido Demócrata como del Republicano, después de que el presidente Donald Trump lo mencionara expresamente durante su discurso.

Guaidó se levantó de su asiento para saludar a los legisladores.

Trump dedicó una hora y 18 minutos a hablar de su gestión con tono preelectoral y anuncio que “lo mejor está por venir”.

El presidente del Tribunal Supremo, “juez” del juicio político a Trump, John Roberts, estuvo presente en el debate del Estado de la Unión.

Foto cover: Reuters