Dominicano muerto en Filadelfia al mediar en reyerta

Escrito el 18 Dec 2018
Comment: Off
La Policía de Filadelfia investiga la muerte a balazos de un joven dominicano, de 23 años, quien supuestamente resultó herido tras separar una pelea entre terceros.

Los familiares del occiso lo identificaron como Flaminio Hernández originario de Cotui, Provincia Sánchez Ramírez, de 23 años y padre de un niño de cuatro.

La Policía informó que atendió la emergencia tras un reporte de una persona armada en las afueras del club nocturno Empire en el 500 de West Wyoming Avenida a eso de la 1:27 de la madrugada del domingo 16 de diciembre.

Los investigadores hallaron a la víctima boca abajo con varios disparos en la espalda. Paramédicos atendieron al joven, pero sucumbió a las heridas que sostenía por lo que fue declarado muerto a la 1:41 de la mañana, indica el reporte policial.

“Mi niño estaba separando a una gente que estaba con esas muchachas. El hombre me lo mató a quemarropa, le dio tiros en el corazón. Todos son del mismo negocio que hay ahí al frente", dijo la madre del fallecido.

“Es un asesino porque me lo mató a quemarropa”.

Ellos son los que saben porque salieron de allí”, relató en medio de su dolor la progenitora de la víctima. La mujer se manifestó con la voz entrecortada y ronca.

Entre sus expresiones también sostuvo que el establecimiento donde se generó la disputa “tienen que poner ley ahí porque está lleno de prostitución. La gente viene borracha de allí a pagar con la gente inocente. Mi niño no era malo, lo que le gustaba era andar con sus amigos”.

El hermano de la víctima, José Rivera, sostuvo que fue alertado por las autoridades sobre el suceso violento y a su llegada a la escena “me dijeron que lamentablemente mi hermano había muerto”.

Agregó que “habló con el detective y dijo que tenía a varias personas en custodia para interrogar. Mi hermano estaba supuestamente separando una pelea. La policía está observando cámaras del lugar para identificar al verdadero culpable del crimen”.

El familiar destacó que “lo recuerdo sonriente y feliz. Amaba a su hijo. Creo que estaba en el lugar equivocado esa noche”.

Los allegados al occiso crearon un altar improvisado en la intersección del lugar de los hechos para recordar al joven padre.

Hasta el momento el crimen se mantiene bajo investigación y no se han generado arrestos ni tampoco recuperado armas.
P. Vásquez

HOY en Delaware
Acerca del Autor