El coraje de unas emigrantes españolas en el Nueva York de los años 30

Reseña de Las Hijas del Capitán

0
501

Después de su exitoso debut hace once años con El tiempo entre costuras, María Dueñas (Puertollano, España) no terminaba de encontrar su sitio con sus obras posteriores, Misión Olvido (2012) y La Templanza (2015). Sin embargo, quien tuvo retuvo y nueve años después de su boom literario, Dueñas retoma su buen hacer en Las hijas del Capitán, su última novela publicada.

En ella, la estimada –tanto a uno como al otro lado del Atlántico– autora, traducida a más de treinta y cinco lenguas y con millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, explora unos hechos olvidados del pasado reciente de la emigración española, en concreto la de finales del siglo XIX y principios del XX a Estados Unidos.

Excelentemente documentada, la autora recrea el ambiente del Nueva York de los años treinta, tejiéndolo junto a la vida diaria de los miembros de la colonia española de la época constituida por una mayoría de trabajadores sin especialización y sus familias –desarraigadas y aferradas a una España que dejaron atrás en busca de mejores oportunidades– y las clases altas. Ambas unidas por una nacionalidad común, por soledades compartidas y a la vez separadas por un abismo mucho más grande que la distancia real que la existente entre los diferentes barrios de Manhattan en los que habitan.

El uso de algunos personajes reales, bien insertados en la historia, facilita el traslado del lector a un mundo que, si bien en los detalles evolucionó, no así en sus inmutables problemas de fondo (el desarraigo del inmigrante, la búsqueda, la adaptación y finalmente la integración en el sistema del país receptor).

Un libro de lectura fácil y amena, de los que enganchan desde la primera página que, además de hacernos soñar, nos aportará unos datos históricos que, están siendo rescatados del olvido “in extremis” por un grupo de descendientes de aquellos inmigrantes.

Foto portada: Cortesía Observatorio de Harvard