El gobernador Carney y el DPH anuncian cambios importantes a las restricciones de COVID-19

A partir del 21 de mayo, se eliminarán la mayoría de las restricciones de capacidad; los residentes de Delaware deberán seguir las instrucciones de los CDC sobre mascarillas al aire libre; los eventos más grandes aún requerirán la aprobación del plan del DPH

0
1654

WILMINGTON, Del. – El gobernador John Carney y la División de Salud Pública de Delaware (DPH) anunciaron el martes los próximos cambios importantes a las restricciones del COVID-19 de Delaware.

A partir del viernes 21 de mayo: Se levantarán todas las restricciones de capacidad dentro de los restaurantes, tiendas minoristas, otros establecimientos comerciales y lugares de culto. Las instalaciones podrán utilizar tanta capacidad como lo permitan los requisitos de distanciamiento social.

Se seguirán necesitando mascarillas en interiores para evitar la propagación de COVID-19.

Al aire libre, los habitantes de Delaware deben seguir la guía de uso de mascarillas emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El riesgo de propagación de COVID-19 aumenta en grandes concentranciones que incluyan personas no vacunadas. En esos casos, los CDC recomiendan que todos sigan usando una mascarilla.

El DPH puede requerir uso de mascarillas en lugares concurridos y grandes reuniones, incluidos conciertos, eventos deportivos, etc.

Los requisitos de distanciamiento social se cambiarán de 6 a 3 pies.

Los clientes deben permanecer sentados dentro y fuera de los bares y restaurantes, a menos que el DPH apruebe un plan para pistas de baile y otras áreas, y se debe mantener una distancia de al menos 3 pies.

Los eventos de más de 250 personas en interiores y exteriores aún requerirán la aprobación del plan del DPH para garantizar el cumplimiento de las precauciones básicas para evitar la propagación de COVID-19.

Los cambios se formalizarán en una próxima modificación a la orden de emergencia COVID-19 del gobernador Carney.

“El COVID-19 todavía circula en nuestras comunidades, pero tenemos las herramientas para prevenir enfermedades graves y hospitalizaciones”, dijo el gobernador Carney.

“Vacúnate. Y pregúntales a tus amigos y familiares si han recibido la vacuna. Eso es lo mejor que puede hacer para protegerse y proteger a sus seres queridos”.

Hasta el lunes 3 de mayo, los proveedores de Delaware habían administrado 762,869 dosis de la vacuna COVID-19. Más del 53 por ciento de los habitantes de Delaware de 16 años o más han recibido al menos una inyección.

“Estamos emocionados de estar en el momento de los esfuerzos de nuestro estado donde podemos levantar estas restricciones, pero es importante recordar que nuestros esfuerzos no han terminado y no estamos fuera de peligro aún.

Todavía habrá algún riesgo de transmisión, especialmente en entornos con mucha gente, con las variantes más contagiosas circulando a niveles altos en nuestro estado”, dijo la Dra. Karyl Rattay, Directora de la División de Salud Pública.

“Así que entremos en la siguiente fase de la recuperación de manera responsable, usando mascarillas en interior y vacunándonos si no lo ha hecho”.