El suadero le tira al taquero

Por Efraín Palomino Morales

No cabe duda que cuando las vacas andan flacas ni pal caldo de retazo sale; o si lo queremos ver de otra forma, cuando los pobres tienen pa carne resulta que es vigilia. La llamada mejor liga de futbol del mundo, la española, está más sabrosa que chilaquiles domingueros (sobre todo para los que andan crudelios) y es que con la derrota del Real Madrid en la jornada pasada las cosas se han puesto mejor que despedida de soltero.

Barcelona, más presto que diputado tras hueso en año electoral, aprovechó el tropiezo de los “Merengues” y con una contundente victoria sobre el Rayo Vallecano tomó el liderato de la competencia. Y por si fuera poco y para colmo del hígado de los madridistas, esto no fue todo y es que el rey culé, Leonel Messi, empató a Cristiano Ronaldo en el liderato de goleo individual con un triplete.

La crisis comienza a asomarse en la “Casa blanca” (la del Madrid, para que no se escamen los seguidores del copete más famoso de México). Hace un mes los hombres de Carlo Ancelotti mandaban chulo que daba gusto en el futbol español, sin embargo, los buenos tiempos se han convertido en época de frijolitos con arroz y es que no obstante a tener una de las tres mejores (si no es que la mejor) plantillas de la cáscara mundial, no han podido establecer condiciones y mandar como patrón en plena cosecha.

Es verdad que nada es para siempre y que la luna de miel que vivían los “Merengues” con la obtención de la décima “Orejona” va quedando en el pasado, pero más les vale volver a meterse entre los más querendones del futbol español porque si algo tienen los llamados “grandes” es poca paciencia de sus directivas y, sobre todo, de sus aficiones. Si no pregúntenle al América de México que en la Liga MX ya parece que el suadero le tira a los taqueros.



Chanflazo, calcetinazo y desempance

El que de plano tiene corazón de comediante, o al menos eso deja ver con sus declaraciones, es el boxeador mexicano Saúl Álvarez y es que el famoso “Canelo” dice querer una revancha con el estadounidense Floyd Mayweather Jr., el mismo que en unas cuantas semanas se enfrentará al filipino Manny Pacquiao en la pelea del siglo. ¿A poco no da ternurita el “Canelo” al querer medirse a uno de los más grandes de la historia cuando ya tuvo la oportunidad y se dedicó a agacharse peor que mandilón ante su amada mujercita?

Más que calcetinazo esta semana es de moño negro y es que el futbol mexicano está de luto por la muerte del empresario Salvador Martínez Garza, quien fuera el dueño de las afamadas “Súper Chivas”. Ahora que el Rebaño anda “flaco” y falto de identidad es de reconocer a personajes que antaño aportaron algo a la gloriosa historia del equipo más popular de nuestro rancho, tal es el caso de Martínez Garza que llegó al corral en 1993 para salvarlos de la peor crisis financiera que han sufrido los rojiblancos y después hacerlos campeones en 1997, fichando a los jugadores más querendones de aquellos tiempos. Que descanse en paz, uno de los mejores pastores.

Y el desempance es para un paisano nuestro que quizás no sea muy bueno para patear balones pero que para aventarse desde la tercera cuerda o desde el ropero (para encanto de su peor es nada) nadie le gana. Hay tienen que uno de los luchadores más importantes y carismáticos que ha tenido la WWE en los últimos veinte años, Rey Misterio, decidió regresar a la tierra que lo vio nacer: la AAA de México. Este gladiador fue varias veces la imagen de la empresa luchística más afamada y poderosa de Gringolandia, no obstante a ser menudito. ¡Rey, que bueno que estás de vuelta, aquí no extrañarás los hot dog porque tenemos chorizo mexiquense!

¡Nos chutamos la próxima!


Efraín Palomino Morales
Acerca del Autor
Cascareando

Leave a Reply