El viaje al exterior del Presidente Obama centró en mejorar relaciones con Asia y en crear trabajos aquí en Estados Unidos

(To read the English version go down Noticias Relacionadas).
WASHINGTON – Saludos. Estoy grabando este mensaje en Seúl, Corea del Sur, al concluir mi primer viaje presidencial a Asia. Mientras que estamos saliendo de la peor recesión en varias generaciones, no hay nada más importante que hacer todo lo posible para volver a poner nuestra economía en marcha y hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar, y yo iré a donde sea necesario para lograr dicho objetivo.

Ésa es una de las principales razones por las que realicé este viaje. Actualmente, Asia es la región del mundo en la que compramos más productos y a la que más exportamos, lo cual sustenta millones de empleos en nuestro país. También es un lugar donde el riesgo de la carrera armamentista nuclear amenaza nuestra seguridad y donde los extremistas planean ataques contra territorio estadounidense. Y ya que en esta región se encuentran algunos de los países de más rápido crecimiento, no puede haber solución al desafío del cambio climático sin la cooperación de Asia y la región del Pacífico.

Con esto en mente, viajé a Asia a fin de dar inicio a una nueva era de relaciones exteriores para Estados Unidos. Alcanzamos logros con China y Rusia al enviarles un mensaje al unísono a Irán y Corea del Norte de que deben cumplir con sus obligaciones internacionales y ya sea, renunciar a sus armas nucleares o asumir las consecuencias. Como los mayores consumidores y productores de energía, desarrollamos una variedad de nuevos programas de energía limpia con China, y nuestros dos países acordaron trabajar por un desenlace exitoso en la próxima cumbre sobre el clima en Copenhague, a fin de que produzca resultados inmediatos para reducir la contaminación de carbono. Y hablé con jóvenes de ambos sexos en una asamblea pública en Shanghai y por internet sobre ciertos valores que nosotros en Estados Unidos consideramos universales: la libertad de culto y expresión; el derecho a tener acceso a información y a escoger nuestros líderes.

Pero principalmente, hablé con los líderes de cada país que visité sobre lo que podemos hacer para mantener esta recuperación económica y volver a ofrecerles empleos y prosperidad a nuestro pueblo, una tarea a la que me continuaré dedicando en las semanas y meses venideros.

Esta recesión nos ha enseñado que no podemos volver a una situación en la que el crecimiento económico de Estados Unidos se base en consumidores que se endeudan más y más. Para seguir creciendo, es necesario que gastemos menos, ahorremos más y controlemos nuestro déficit federal. También necesitamos poner más énfasis en las exportaciones que podemos crear, producir y venderles a otros países, exportaciones que pueden ayudar a generar nuevos empleos en el país y aumentar el estándar de vida en todo el mundo.

Por ejemplo, si aumentamos nuestras exportaciones a los países de Asia y el Pacífico en sólo 5%, podemos aumentar en cientos de miles el número de empleos en Estados Unidos que apoyan estas exportaciones. Esto ya está sucediendo con empresas como American Superconductor Corporation, una nueva compañía de tecnología energética en Massachusetts que ha estado proporcionando energía eólica y sistemas de red inteligente a países como China, Corea e India. Al hacerlo, también han generado más de 100 empleos en los últimos años.

Aumentar nuestras exportaciones es una manera de generar nuevos empleos y prosperidad. Pero ahora que estamos saliendo de una recesión que ha dejado a millones sin trabajo, tenemos la obligación de considerar cada paso responsable adicional que podemos dar para fomentar y acelerar la generación de empleo en este país. Es por eso que he anunciado que en las próximas semanas, tendremos un foro en la Casa Blanca sobre el empleo y crecimiento económico. Quiero oír de ejecutivos empresariales y dueños de pequeñas empresas, economistas y expertos financieros, como también representantes de sindicatos y grupos sin fines de lucro sobre lo que piensan que podemos hacer para promover la contratación y volver a poner a esta economía en marcha.

Es importante que no tomemos decisiones apresuradas –incluso si tenemos las mejores intenciones– particularmente en un momento en que nuestros recursos son tan limitados. Pero es igualmente importante mantenernos abiertos a cualquier idea que se pueda demostrar que es buena a fin de complementar las medidas que ya hemos tomado para poner a la gente a trabajar de nuevo en Estados Unidos. Eso es lo que espero lograr con este foro.

Aun así, ningún foro o política puede producir de la noche a la mañana los empleos que hemos perdido. Ojalá fuera así, pues muchos estadounidenses, –amigos, vecinos, familiares– están buscando trabajo desesperadamente. A pesar de que tomará tiempo, les prometo lo siguiente: vamos por el camino correcto; las medidas que estamos tomando están ayudando, y no descansaré hasta que los negocios comiencen a contratar nuevamente, los estadounidenses desempleados encuentren trabajo otra vez y reestructuremos esta economía para que sea más sólida y próspera que antes. A eso nos hemos dedicado en los últimos diez meses, y continuaremos haciéndolo en los meses y años venideros. Gracias.

The White House

Avatar
Acerca del Autor

Leave a Reply

string(24) "http://hoyendelaware.com"