Elecciones en riesgo por inseguridad

0
193

Los principales problemas que aquejan a nuestro país son: la violencia, inseguridad, corrupción, impunidad y desde luego el narcotráfico!… Hace algunos años México era sólo un tránsito para las drogas, ahora con el tiempo se ha convertido en un país consumidor; por lo que el narcotráfico es un factor de la corrupción que empeora cada día más la crisis en los últimos años; tal como lo refiere la ONU: “El crimen organizado está detrás del aumento de la violencia; en México ha tenido un incremento de 65% en los homicidios desde que Felipe Calderón lanzó su ofensiva contra el narcotráfico a finales del 2006”; la ONU también señala que “En México la violencia se concentra en cuatro Entidades: Chihuahua, Baja California, Sinaloa y Guerrero”…
La seguridad pública es el reflejo de cómo gobierna el Estado, tanto en materia de Procuración e impartición de justicia para garantizar el Estado de Derecho; la crisis de seguridad que nos agobia a los mexicanos pone en riesgo la estabilidad política y la jornada electoral del próximo 1ro de julio; por lo que es apremiante garantizar la seguridad ciudadana y de manera paralela el combate al narcotráfico, por ello el Estado en sus tres ordenes de Gobierno debe “blindar” a la ciudadanía la tranquilidad de manera cotidiana; de no ser así se pone en riesgo el proceso para la elección de: Presidente y legisladores federales.
Sin duda la policía en materia de seguridad pública es tema importante de la crisis, pero no podemos dejar de lado la fragilidad estructural que representa la procuración e impartición de justicia ya que a nivel nacional sólo se castiguen a 7 de cada 100 homicidios dolosos; el tema no es exclusivo de competencia federal si consideramos que en los últimos años se han disparado de manera alarmante los delitos del fuero común como EL SECUESTRO, HOMICIDIO Y ROBO entre otros; el problema es integral, no sólo hay que centrar la atención a “POLICÍAS CORRUPTOS”, sino además a algunos: MINISTERIOS PÚBLICOS, JUECES, Y POLÍTICOS EN LOS TRES ORDENES DE GOBIERNO.
Consecuentemente NI MÁS… NI MENOS… SÓLO LO JUSTO!… La crisis de valores en la familia y en la sociedad genera debilidad del Estado de Derecho. Además la VIOLENCIA, INSEGURIDAD E IMPUNIDAD reflejan una SEGURIDAD PÚBLICA ENDEBLE Y UNA PROCURACIÓN DE JUSTICIA que impide la persecución del delincuente para someterlo al proceso penal.
Para frenar éste “VIRUS” apremia que los gobierno: Federales, Estatales y Municipales, el Instituto Federal Electoral (IFE), sus similares en las Entidades Federativa así como la sociedad civil organizada promuevan LA CULTURA DEL RESPETO A LA LEY; no se trata nada más de lograr una seguridad pública con “policías limpios”, se requiere además una participación ciudadana que sacuda la conciencia cívica y la certeza para quien viole la ley sea castigado y así abatir la violencia, la inseguridad e impunidad.
Es Cuanto!…