Entra en vigencia nueva guía para solicitar DACA

Gobierno de EE.UU. no admitirá nuevos solicitantes y solo renovará por 1 año

0
424

La Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) publicó una guía sobre cómo se va implementar el programa de Acción Diferida para los LLegados en la Infancia conocido como DACA.

USCIS confirmó que no aceptará a nuevos solicitantes de DACA y solo otorgará renovaciones de 1 año y no de 2 como hasta ahora, lo que ha suscitado críticas de activistas que argumentan que estas medidas contrarían el fallo de la Corte Suprema sobre la Acción Diferida.

Según la nueva guía se rechazarán todas las solicitudes que se presenten por primera vez y solo se aceptarán las renovaciones, las cuales sólo serán por un año, tiempo que también aplica para el permiso de trabajo.

Por su parte, el gobierno ha anunciado que no aceptará nuevas solicitudes, pero no descarta que lo haga en un futuro. “Los rechazos – de las nuevas solicitudes- serán sin perjuicio, lo que significa que los extranjeros pueden volver a presentar una solicitud si USCIS comienza a aceptar nuevas peticiones en el futuro de parte de extranjeros que nunca han recibido DACA”, señala el USCIS en un comunicado.

“USCIS seguirá aceptando las solicitudes de extranjeros a quienes se les concedió DACA”, añadió el comunicado. “En términos generales USCIS rechazará las solicitudes recibidas más de 150 días antes de la expiración del permiso DACA actual. Los recipientes de DACA deberán presentar su pedido de renovación entre 150 y 120 días antes de que expire su permiso actual”.

El otro cambio importante bajo la nueva guía para solicitar DACA es la restricción en el tiempo con anterioridad que se puede solicitar una renovación. Antes se podía empezar a tramitar la renovación hasta con seis meses antes de que se venza el beneficio. Ahora se pueden presentar las solicitudes de renovación entre 150 a 120 días antes de que venza el amparo migratorio.

“Esto va significar que muchos jóvenes amparados por DACA pueden perder la protección por un tiempo, considerando las demoras que está presentando el servicio de inmigración. Es más, incluso para muchos puede representar la pérdida de sus trabajos”, indica la abogada.

Cabe resaltar que ahora la renovación de DACA es solo por un año lo que representa más gastos para el beneficiario. Al mismo tiempo, USCIS indicó que no rescindirá ninguna otorgación de DACA que es válida actualmente por dos años ni los documentos de autorización de empleo (EAD) relacionados con éstas, a menos que USCIS cancele el DACA del extranjero porque no continúa en cumplimiento con los criterios de DACA, entre estos, que no justifique el ejercicio favorable de discreción procesal.

USCIS reemplazará los EAD con validez de dos años que hayan sido robados o se hayan extraviado o dañado, con el mismo periodo de validez de dos años siempre que la solicitud de reemplazo de EAD sea aprobable.

Con respecto a los permisos para viajar fuera del país para los beneficiados por DACA sólo se otorgarán por razones humanitarias urgentes o beneficio público significativo de conformidad con el estatuto gubernamental (advance parole).

USCIS elaboró estas reglas después que, a mediados de junio el Tribunal Supremo calificó como “caprichoso y arbitrario” el decreto del presidente Donald Trump de 2017 en el que canceló el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

El fallo del Supremo dejó abierta la posibilidad de que el Gobierno presentara de nuevo su posición sustentándola con argumentos, algo que aún no ha hecho porque sigue considerando si DACA es legal.

“La determinación de si se otorga un permiso con antelación queda totalmente a criterio de USCIS, y se hará caso por caso”, continuó el comunicado. “Aún si el solicitante establece que la situación corresponde a las normas establecidas, USCIS puede aún negar el pedido a su criterio”.

La decisión del Tribunal Supremo obliga al Gobierno a seguir tramitando las extensiones de los permisos y a aceptar las solicitudes de nuevos candidatos del programa que incluyen a unos 650.000 beneficiarios directos que deben renovar sus permisos, y más de 300.000 nuevos solicitantes, entre quienes se cuentan alrededor de 55.000 personas que en los últimos tres años han cumplido la edad para acogerse al programa.