ads@hoyendelaware.com | 28-May-2015 | 20:05

El destape de los agentes de ICE

Escrito el 19 ago 2010
Por :
El destape de que los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) pretenden hacer lo que se les da la gana y no seguir las instrucciones del Ejecutivo lo hizo el diario conservador de la capital estadounidense, The Washington Times, el pasado 9 de agosto. El periódico reveló el contenido de una resolución del sindicato de empleados de ICE, en la que se determina dar un voto unánime de desconfianza al director de la agencia, John Morton y al encargado de detención y planeación, Phyllis Coven. De acuerdo con el sindicato, que representa a 7,600 oficiales y empleados de la agencia federal encargada de las deportaciones, los dos funcionarios “han abandonado” la misión principal de ICE de aplicar las leyes de inmigración y proteger la seguridad pública. La resolución, que se votó el 11 de junio, sostiene que los ejecutivos de ICE están dirigiendo su atención a hacer campaña a favor de políticas relacionadas con la “amnistía” y crear un sistema especial de detención para los extranjeros que excede el cuidado que se da a ciudadanos encarcelados. “Es el deseo de nuestro sindicato dentro de ICE y de nuestros empleados de separarnos de las acciones del director Morton”, dice la resolución, agregando que se trata de un acto público. Lo sorprendente es la respuesta de Morton, que no recriminó a los empleados, sino que justificó los logros de la agencia, con una declaración que confirma lo que ha sido la realidad de la política migratoria durante el gobierno de Barack Obama. “No ha habido una administración en la historia de este país que haya sacado más gente de Estados Unidos”, dijo el director de ICE. O sea que aquí, a juzgar por los resultados de ICE, parecería que se siguen las políticas que señalan los antiinmigrantes y el Tea Party y no las que prometió el hoy presidente Obama y que constaron en su agenda de gobierno, por las que 78 por ciento de los ciudadanos naturalizados hispanos votaron el 4 noviembre de 2008. La molestia del sindicato de empleados de ICE con Morton, que se describe en nueve extensos párrafos firmados por el presidente de esa “unión”, Chris Crane, se desprenden de las directivas señaladas por la de la actual administración de enfocar los arrestos y las deportaciones en criminales reales con delitos graves, y de hacer la vida menos difícil a los padres y madres de familia que se encuentran en los centros de reclusión de ICE. Así que, la atención de los agentes de ICE debería estar dirigida a obedecer las órdenes que manda el ejecutivo y a evitar que se repitan las acciones descritas en el diario The New York Times, a principios de este año, sobre los maltratos infligidos a los arrestados por ICE y las muertes de inmigrantes en sus cárceles. Para ser agente de ICE se requiere ser ciudadano estadounidense, además de cumplir las estipulaciones para portar armas. El entrenamiento dura cinco meses y medio en un centro de entrenamiento localizado en Brunswick, Georgia. El salario inicial es de 30,000 dólares al año y se pueden alcanzar los 65,000 dólares. Nada mal para alguien, que no tiene que seguir una carrera universitaria de cinco años, u obtener un título técnico de dos. En agosto de 1981, una administración con enjundia, la de Ronald Reagan, despidió de un plumazo a 11,345 integrantes del sindicato de controladores aéreos, dos días después de que se habían declarado en huelga. No estoy sugiriendo que la administración de Obama haga lo mismo con los agentes de ICE, dada la resolución de rebeldía de su sindicato, pero lo mínimo que espero, como ciudadano, es que les exija que obedezcan sus directrices.
Rafael Prieto Zartha

Acerca del Autor

Leave a Reply

*