ads@hoyendelaware.com | 30-May-2015 | 12:05

Sepa cuándo solicitar créditos fiscales, deducciones

Escrito el 14 jun 2010
Por :
(To read the English version go down Noticias Relacionadas). Los créditos fiscales y las deducciones fiscales son dos maneras comunes con las cuales las personas reducen sus facturas de impuesto sobre los ingresos. Aunque el propósito sea similar, estos dos métodos de reducción fiscal tienen diferencias fundamentales y no son intercambiables. Conocer la diferencia puede tener un gran impacto en su balance final. Básicamente, los créditos fiscales reducen el monto de su impuesto, dólar por dólar; mientras que las deducciones fiscales reducen sus ingresos imponibles. El último valor de una deducción depende de su categoría impositiva: Entonces, si se encuentra en la categoría impositiva del 25 por ciento, $1.000 en deducciones podría reducir su factura de impuesto por $250 (25 por ciento); pero un crédito de $1.000 puede reducir su factura de impuesto por los $1.000 completos, no importa cual sea su categoría impositiva. Para conocer más diferencias, continúe leyendo. Créditos fiscales. Hay dos tipos básicos de créditos fiscales: reembolsable y no reembolsable. Con los créditos fiscales reembolsables, si usted debe menos en el impuesto sobre los ingresos que su(s) crédito(s) fiscal(es) elegible(s), no sólo no paga ningún impuesto, sino que realmente obtiene un reembolso por la diferencia. Así, por ejemplo, si usted debe $750 en impuesto sobre los ingresos pero tiene $1.000 en créditos reembolsables, usted recibirá un reembolso de $250. Los créditos reembolsables comunes incluyen: El Crédito por Ingresos del Trabajo para los trabajadores de bajos ingresos; el Crédito Tributario Adicional por Hijos para ciertas personas que obtienen menos que la cantidad completa del Crédito Tributario por Hijos regular; y un crédito para los que tienen más de un empleador con demasiada retención del impuesto de Seguridad Social. La mayoría de los créditos fiscales son no reembolsables, lo que significa que no pueden reducir los impuestos debidos a menos de cero (es decir, no pueden generar un reembolso cuando el monto del crédito es mayor que los impuestos debidos). Los créditos no reembolsables comunes incluyen: el crédito por hijos estándar; el cuidado de hijos y dependientes; personas mayores o discapacitados; Oportunidad Estadounidense (una versión mejorada de las becas Hope Scholarships: hasta 40 por ciento reembolsable para la mayoría de las personas); aprendizaje vitalicio (lifetime learning); adopción; rendimiento energético residencial; y aportes a los ahorros por jubilación para las familias de bajos ingresos. Deducciones fiscales. Para muchas personas, es más ventajoso tomar la deducción estándar, que se resta de los ingresos brutos para determinar los ingresos imponibles. A otros, que tienen grandes gastos por impuestos médicos, del estado y locales, donaciones a la caridad y otros gastos, les convienen las deducciones de detalle. Las deducciones fiscales comunes incluyen las que son para: gastos médicos y dentales que exceden el 7,5 por ciento de los ingresos brutos ajustados; impuestos deducibles pagados a otra parte (impuesto sobre los ingresos del estado, locales y extranjeros, impuesto sobre bienes inmuebles, impuestos sobre las ventas, etc.); puntos hipotecarios del hogar; contribuciones a la caridad; pérdidas por muerte y robo; y ciertos gastos relacionados con la educación y el trabajo. Algunas deducciones variadas, como los gastos no reembolsados del empleado, las deudas profesionales, los gastos por búsqueda de empleo y honorarios por la preparación de impuestos, deben exceder un 2 por ciento combinado de los ingresos brutos ajustados a ser solicitadas; otros, como pérdidas por juego hasta el monto de las ganancias, no están sujetos a ese límite. No puede solicitar un crédito y una deducción para el mismo gasto. Por ejemplo, probablemente pueda solicitar la matrícula relacionada con el trabajo como deducción variada del gasto comercial o como un crédito por aprendizaje vitalicio, pero no ambos. La elegibilidad y las reglas para los créditos y las deducciones fiscales pueden ser extremadamente complicadas y pueden cambiar año tras año, así que remítase al sitio Web del IRS @link href='http://www.irs.gov'target="_blank">www.irs.gov/link para obtener detalles. O, para obtener los enlaces en línea a la información de fondo sobre los créditos y las deducciones mencionadas anteriormente, lea “Créditos y deducciones fiscales” en Destrezas Prácticas para el Manejo de Dinero de por Vida, el programa gratuito de gerencia financiera personal de Visa Inc. @link href='http://www.practicalmoneyskills.com/deductions'target="_blank">www.practicalmoneyskills.com/link
Jason Alderman

Acerca del Autor

Leave a Reply

*