Hoy en Delaware News

Final de la Super Liga Familiar: San José 4 – Atl. Veracruz 2

Georgetown, DE – Cuando una final de campeonato te regala 6 goles, algo bueno debe haber tenido, y cuando el equipo que se corona campeón resulta ser el mejor, es aún más gratificante, se goza aún más.

¿Qué tuvo este equipo de San José que le llevó a ser el mejor? Tuvo fútbol y buenos jugadores que se asociaron para formar un sólido equipo, y salió decidido a demostrarlo, siempre confiando en sus argumentos, aún en los momentos de confusión y desconcentración, no perdió su gozo.

Si queremos buscar una explicación individual a este éxito, debemos enfatizar en la gran tarde de fútbol que nos brindaran algunos de sus jugadores, Paulo Rodríguez se hizo presente en el marcador con dos golazos, el primero definiendo con gran tranquilidad y técnica ante la presencia del portero, y el segundo con un ‘gozalo’ de tiro libre, poniendo el balón por encima de la barrera y acomodándolo en el ángulo, con la ternura y el cuidado de aquel que pone al niño en su cuna.

Mario Herrera corrió por todos lados, y bailó literalmente a todo aquel defensor que se le acercara,los gozó toda la tarde, provocando faltas afuera del área, abriendo espacios y dejando surcos para que sus compañeros aprovecharan, y tuvo su premio personal en el 3er gol, cuando por estar atento a la jugada logra capitalizar un cabezazo atrás de parte de un defensor, deja que la pelota pique, le hace un sombrero al portero y define ante el cierre desesperado del ultimo hombre de la defensa.

Otro que jugó un partidazo fue Chris Wright, quien casi no perdió en el mano a mano con los delanteros, pero aparte salió siempre jugando con lucidez y prestancia, asociándose con Souza y Quatro en la construcción del fútbol ofensivo. Liquidó el pleito cuando era casi el final del partido y jugando de centro delantero, gozo de una oportunidad y definió en forma magnifica para conseguir el gol del triunfo final.

Souza intentó ser el fútbol y cerebro, aunque solo hizo una mitad, fue un gran exponente de fútbol, basado en su habilidad y la inteligencia para asociarse a sus delanteros, a veces lució perdido, eligiendo mal como terminar las jugadas, pero compensando estos errores con un gran sacrificio y espíritu combativo.

Celestino Cruz se mostró muy activo en el mediocampo, buen partido del 8.

Gerardo Estrada fue sólido en defensa, cubriendo los muchos errores de Castro Martínez. Aquí quería mencionar que San José estuvo “all Wright” en el sector izquierdo de su defensa, pero pasó las de ‘Jacob’ en el sector derecho, muy mal partido del 2.

Ahora, debo hablar de “Quatro”, así lo voy a bautizar, debido a que no tengo la información de cómo se llama, no me gocé en ésto. Este alto y fuerte mediocampista fue el cerebro de San José, manejando los tiempos del juego, eligiendo el lugar por donde atacar, posicionando a sus compañeros en el lugar justo, alentando cuando el equipo se quedaba, “raspando” contrarios cuando era necesario, y gestor o participante de los 4 naranjazos que le propinaron a Atlético Veracruz, “Quatro” el número 4 naranja impuso su presencia y su inteligencia para dejar al descubierto que el otrora viejo campeón Veracruz no era sino un “agrio limón”.

Hoy en Delaware se goza en saludar a San José, nuevo campeón de la Súper Liga Familiar de Delmarva.