Ford Escape Hybrid

0
191

Ford motors le ha venido escapando a la crisis, y fue la unica automotriz americana que no pidio creditos al gobierno. Quizas esto se debe a que su administracion global fue buena, y que se venian venir una crisis y estaban, digamos, semi-preparados para ella.

Uno de sus productos que le escapo a la crisis fue la Ford Escape, actualizada minuciosamente en el 2008, reforzando el carácter y atractivo que han hecho de ella la SUV compacta mejor vendida de América.

Su estilo es muy parecida a las sport utility más grandes y basadas en camionetas de Ford, la Expedition y la Explorer. La altura de marcha y la posición de asiento de la Escape son un poco más altas que las de competidoras como la Honda CR-V, y puede remolcar hasta 3,500 libras, lo cual es sustancialmente más que la mayoría de otros vehículos en la clase.

La Escape Hybrid, la que probe, entrega algunos de los mejores índices EPA de millaje de combustible de la clase. Y todas, incluida la Hybrid a gasolina y electricidad, se ofrecen con tracción delantera o tracción total. En gran parte, la Hybrid se maneja como una Escape convencional solo a gasolina. Es un paquete bien ejecutado. Ofrece mejor economía de combustible y menores emisiones, pero requiere poco esfuerzo o conocimiento adicional por parte del conductor.

Plegando los asientos traseros se abre un área de carga de buen tamaño con piso plano, y el espacio detrás del asiento sobrepasa al de la cajuela de un sedán típico. Las opciones de almacenamiento interior han mejorado considerablemente, el acabado es de mayor nivel y más agradable, y las funciones y controles están entre lo mejor.

La Escape Hybrid y la Hybrid 4WD vienen equipadas de manera similar a los modelos Limited, pero añaden el tren motriz híbrido. Esta variante llamada completamente híbrida incorpora un motor eléctrico de 70 kilowatts y una versión de ciclo Atkinson de 133 HP más eficiente con el combustible del motor cuatro cilindros. A diferencia de algunas SUV no totalmente híbridas, la Escape Hybrid puede funcionar con un 100 por ciento de potencia eléctrica hasta aproximadamente 25 mph.

Los equipos de seguridad incluyen airbags frontales, airbags de impacto lateral para los ocupantes del frente y airbags tipo cortina para protección de la cabeza de los ocupantes de los extremos laterales. Los airbags laterales de cortina pueden mantenerse inflados por varios segundos en caso de volcadura y están diseñados para deslizarse entre el cristal lateral y los ocupantes si la gente está sentada en una posición extraña o descansando la cabeza contra una ventanilla. Los equipos de seguridad activa incluyen frenos antibloqueo de cuatro canales (ABS), control electrónico de estabilidad y el sistema RSC (Roll Stability Control) de Ford. El RSC añade un segundo sensor giroscópico del índice de balanceo al paquete típico del control de estabilidad, midiendo el ángulo y ritmo del balanceo de la Escape y aplicando contramedidas (como frenado a una de las ruedas o disminución de la potencia) para incrementar la resistencia a volcar.

Los faros están en esencia conectados a la parrilla y formados para crear una parecido familiar con la SUV crossover Edge de Ford. No obstante, la parrilla en sí es alta, plana y apilada justo sobre la sección superior de una fascia tipo protección que fluye bajo la defensa. La línea de la cintura de la Escape, o el pliegue que corre justo bajo las ventanas, también es alta, y los postes del techo están oscurecidos. En total, el efecto es más limpio y pulido que los anteriores modelos, y todo es bastante atractivo.

La Escape incorpora tapicería de tela hecha de material 100 por ciento reciclado. Ford asegura que en comparación con la tapicería hecha de fibra virgen, la producción permitirá ahorrar anualmente aproximadamente 600,000 galones de agua y 7 millones de kilowatts hora, reduciendo la emisiones de dióxido de carbono en 1.8 millones de libras.

Los indicadores están agrupados en una bóveda a resguardo del sol que puede absorberse de un vistazo: tacómetro a la izquierda, velocímetro a la derecha, con combustible y temperatura del anticongelante a la mitad, junto con un display fácil de leer para los sistemas de información del vehículo y de viaje. Los indicadores e interruptores presentan el nuevo estilo de iluminación de respaldo característico de Ford, al cual la compañía llama Ice Blue.

Los interruptores radiales para el ventilador y la temperatura también son grandes y fáciles de encontrar. Los botones de presión para controlar la dirección del flujo de aire y el desempañante trasero son pequeños, pero éstos tienden a ajustarse menos frecuentemente que los otros. La entrada auxiliar de audio está en la parte baja del tablero central, justo por encima de un compartimiento revestido donde puede poner un iPod. Los controles de audio y clima funcionan igualmente bien. Los asientos traseros son confortables. Hay espacio más que suficiente para las rodillas y más espacio para la cabeza que antes. Hay portavasos y un tomacorriente en la parte trasera de la consola. El espacio de carga es sencillo de maximizar y fácil acceder a él. El asiento trasero se pliega rápidamente, 60/40, y la base puede removerse para formar un piso de carga perfectamente plano.

La Escape Hybrid le dan una sensación más refinada al conducirla. Uno de estos cambios es el sistema eléctrico de dirección asistida (EPS), el cual opera con un motor eléctrico en vez de con una cinta accionada por el motor. Una de las ventajas es su mayor eficiencia, ya que una bomba tradicional de dirección accionada por cinta toma un poco de la potencia del motor solo para operarla. Esa potencia no está siendo utilizada para mover el vehículo. Otra ventaja, por lo menos en el caso de la Escape, es la mejor sensación de la dirección. Con la dirección eléctrica, hay un buen balance entre la asistencia de la dirección a velocidades de estacionamiento y una sensación decente en autopista. La dirección sigue el camino se manera más segura que antes, requiriendo menos ajustes o correcciones sobre superficies en mal estado.

El sistema antibloqueo de los frenos está bien ajustado, manteniendo a los frenos justo en el umbral entre máxima potencia de parada y bloqueo de las ruedas, y permitiendo al conductor mantener el control de la dirección en una frenada de pánico.

La Escape Hybrid es completamente diferente de los modelos solo a gasolina. Pocos conductores notarán alguna diferencia sustancial en la funcionalidad con el tren motriz híbrido en la conducción del día a día. La creencia persiste en que los híbridos necesitan tiempo para cargarse, pero de hecho la Escape Hybrid no puede conectarse a un enchufe eléctrico. Su paquete de baterías se recarga automáticamente por medio del motor a gasolina y el frenado regenerativo, un proceso que captura la energía que de otra manera se pierde cuando un vehículo pierde impulso y la envía a las baterías.

Fue la primera SUV de impulso híbrido disponible en los Estados Unidos y el primer híbrido con tracción total opcional y una significativa capacidad de arrastre (1,000 libras). El motor a gasolina se mantiene como la principal fuente de potencia de la Hybrid. Es casi idéntico al cuatro cilindros 2.3 litros de los modelos solo a gasolina, excepto que funciona con algo llamado ciclo Atkinson, el cual mejora su eficiencia de combustible pero reduce el caballaje en 20 (a 133 caballos). El compañero, un motor eléctrico de 70 kilowatts, puede entrar en acción y entregar más torque a las ruedas cuando un conductor demanda aceleración total, o puede impulsar a la Escape Hybrid por si solo en ciertas circunstancias, como cuando se mueve lentamente en un embotellamiento o a través de un lote de estacionamiento. En resumen, el modelo Hybrid entrega tiempos de aceleración comparables a los del modelo V6 solo a gasolina, con una mejora del 55 por ciento respecto a los modelos cuatro cilindros solo a gasolina en millas por galón en ciudad de acuerdo con la EPA (34/30 mpg City/Highway para la Hybrid 2WD).

Pocos conductores notarán alguna diferencia significativa entre la Hybrid y una Escape convencional, excepto cuando la Hybrid se apaga por si sola en los semáforos o se desliza silenciosamente a través de un estacionamiento con potencia eléctrica. De hecho, la Hybrid es un poco más silenciosa, y probablemente más suave, en cualquier circunstancia. Solo hay una aceleración suave y uniforme.

El sistema opcional de navegación para la Hybrid, incorpora una función de medición de la energía que ilustra gráficamente que tan bien está ahorrando gasolina. Incluye lectura promedio e instantánea de la economía de combustible y le dice cuando está funcionando el motor a gasolina, cuando está haciendo el trabajo el motor eléctrico y cuando las baterías se están cargando.

Para el día a día y viajes en carretera, la Escape es una de las mejores. En economia, suavidad y calidad. Un golazo de la Ford en epocas flacas.