Frenan reforma política del DF

A Antecedentes e iniciativa para la reforma política del Distrito Federal: Por muchos años la Reforma Política del Distrito Federal ha sido uno de los temas pendientes de la agenda legislativa del Congreso de la Unión. La última modificación que se realizó a la misma, fue en 1996, lo que permitió que en 1997 se eligiera por primera vez de manera directa al primer Jefe de Gobierno del Distrito Federal: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Antes de esa reforma, la Ciudad de México era gobernada por un Regente, el cual era designado directamente por el Ejecutivo Federal. Pero a pesar de este avance, existen algunas limitaciones: el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, sigue supeditado al Presidente de la República, quien puede solicitar su remoción al Senado, en caso de que así lo requiera; el jefe de gobierno designa al Secretario de Seguridad Pública, pero tiene que ser avalado por el mandatario federal; además de que el D,F, carece de una Constitución propia y un congreso local. La Reforma Política del Distrito Federal presentada al Congreso de la Unión el 23 de Agosto de 2013 por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, busca dotar de mayor autonomía (de la federación) a la Ciudad de México, crear una Constitución Política local, que las 16 delegaciones se conviertan en 16 alcaldías y la creación de un congreso local, en otras palabras, que tenga las mismas atribuciones que las 31 entidades federativas del país. Para ello se pretende modificar 53 artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.Puntos de acuerdo del senado de la república que aprueba la reforma política del distrito federal: El martes 28 de abril, el Senado de la República aprobó la Reforma Política del Distrito Federal, con 88 votos en favor, 27 en contra y una abstención. Esta reforma convierte al Distrito Federal, en la ciudad capital del país, denominada Ciudad de México y le permite autonomía de gestión, un Congreso local y 16 alcaldías. Los puntos de acuerdo para la aprobación, fueron: la capital del país se llamará “Ciudad de México” y ya no Distrito Federal; La Ciudad de México será una entidad federativa, con autonomía constitucional en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa; la Cámara de Diputados se mantiene como responsable de la aprobación del techo de endeudamiento de la capital del país; la elección para la conformación de la Asamblea Constituyente se realizará el primer domingo de junio de 2016, para instalarse el 15 de septiembre; la Constitución de la ciudad será elaborada por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien la enviará para su aprobación a la Asamblea Constituyente, que estará conformada por 100 integrantes, de los cuales 60 serán electos directamente el primer domingo de junio de 2016, y 40 serán designados. De los 40 constituyentes, 14 serán designados por el Senado, 14 por la Cámara de Diputados, seis por el gobierno federal y seis más por el capitalino; la Constitución deberá aprobarse a más tardar el 31 de enero de 2017; el Jefe de Gobierno ya no podrá ser removido por el Senado como sí podría serlo ahora; se prevé la modificación de 50 artículos constitucionales, entre ellos el artículo 122 para otorgar un “bono de capitalidad” (recursos federalizados importantes) a la Ciudad de México; y, el Presidente de la República seguirá conservando el mando de la seguridad pública local, pero el Jefe de Gobierno será quien nombre al secretario.

Resolutivos: El senado turna el resolutivo de Reforma Política del Distrito Federal, a la cámara de diputados y esta resuelve la imposibilidad de aprobarla “AL VAPOR” y prácticamente la “CONGELA” al turnarla a las Comisiones, ya que este dictamen, dicen, no está en la agenda de trabajo de las últimas horas que le restan al periodo ordinario de sesiones, que concluyó el jueves 30 abril. En el mejor de los casos se podría analizar y aprobar en una sesión extraordinaria, en caso contrario, se esperaría hasta la siguiente legislatura.

CONSECUENTEMENTE, NI MAS… NI MENOS …SOLO LO JUSTO!… La Reforma Política del Distrito Federa que lo convertiría en un estado más de la federación con constitución propia, quedó pendiente debido al retraso que se registró en la Cámara de Senadores, ya que estos apenas la aprobaron el 28 de abril y la turnaron a la Cámara de Diputados el 29 del mismo mes.

Los argumentos sustentados por el Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones para NO DESAHOGAR Y APROBAR LA REFORMA POLÍTICA DEL DISTRITO FEDERAL, son de tiempo y forma, ya que señaló que “dicha Reforma no puede salir de manera forzada y sin el consenso de todos los grupos parlamentarios, por considerar que es muy delicado y de responsabilidad de Estado aprobar sin análisis y debate la histórica reforma política del distrito federal”. Por tal motivo, dijo, que “se decidió dejarla en las Comisiones de Puntos Constitucionales, para que se analice con mayor profundidad y que la minuta podría ser discutida en una sesión extraordinaria, o por los diputados de la siguiente legislatura. Si bien es cierto que una reforma no se puede sacar al vapor, también es muy cierto que la Reforma Política del Distrito Federal ha esperado mucho tiempo para ser aprobada, lo que significa que los tiempos apretados los han provocado los mismos legisladores, y al cuarto para las seis”…

Se dice que muy probablemente sus sustitutos serán los que la sacaran adelante. Así las cosas, de nuestro país!…¿cuestión política?. Al tiempo, al tiempo!… ES CUANTO!…

CONGELAN DIPUTADOS REFORMA POLÍTICA DEL D.F.

“No quedan más que dos alternativas: o se construye un acuerdo para discutirlo en un periodo extraordinario o se va al inicio para la próxima Legislatura, frente a la posición ya fijada que no están dispuestos a discutirla en este periodo”