Gobernadora de Arizona antepone la política a la justicia y el sentido común

Promulga proyecto anti inmigrante que no resuelve los retos migratorios que enfrenta Arizona

0
255

Washington, D.C. – America’s Voice está decepcionada e indignada con la decisión de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, de promulgar la medida (SB 1070) que convierte a todos los latinos de Arizona en objetivos de una ley punitiva que en nada contribuye a solucionar los urgentes problemas migratorios de ese estado ni de la nación.

Esta ley generará caos, destruirá la relación entre la policía y la comunidad, costará millones de dólares a los contribuyentes de Arizona, y no devolverá ni orden ni control al maltrecho sistema migratorio. Se trata de un día triste para Arizona y para la nación. Las acciones de la gobernadora apuntan a la urgente necesidad de que el gobierno federal asuma su responsabilidad y avance una reforma migratoria integral.

“Esta legislación no sólo afecta a los inmigrantes”, declaró Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice. “Esta medida supone que se inicie una temporada de “cacería” que afecta a todos los latinos. Es ridículo que en pleno 2010 los legisladores de Arizona hayan llegado a estos extremos. Esto bien podría ser Mississippi en la década de los sesenta”, agregó Sharry.

Esta semana los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado reiteraron su compromiso con la reforma migratoria y prometieron avanzar legislación con tales fines este año. El presidente Barack Obama también reiteró su apoyo a la legislación de reforma migratoria e instó a los republicanos del Congreso a sumarse a los demócratas para redactar una medida bipartidista.

Durante una ceremonia de naturalización de inmigrantes en servicio militar activo, el presidente Obama dejó en claro que la inacción no es la solución a los retos migratorios de la nación y de hecho, sólo agrava el problema.

“De hecho, nuestro fracaso en actuar responsablemente a nivel federal sólo abre las puertas a la irresponsabilidad de otros”, dijo el presidente Obama. “Y eso incluye, por ejemplo, los recientes esfuerzos en Arizona, que han amenazado con minar las ideas básicas de justicia que tanto apreciamos como estadounidenses, así como la confianza entre la policía y nuestras comunidades que es tan crucial para nuestra seguridad”, añadió Obama.

Sharry resaltó la incongruencia del presidente asistiendo a una ceremonia de naturalización de inmigrantes que están sirviendo a este país, inmigrantes que ya eran estadounidenses de corazón, pero que ahora tienen los documentos que lo oficializan y que de todos modos podrían ser víctimas de la nueva ley de Arizona.

“Esta es una perfecta ilustración de cuán atroz es esta ley”, declaró Sharry. “Tratará como criminales comunes a los veteranos militares latinos que han servido y protegido a este país con honor en tiempos de guerra. Permitirá que inmigrantes legales y ciudadanos de origen latino que trabajan duro, siguen las reglas y contribuyen a nuestra sociedad sean vistos con sospecha y como posibles amenazas a la paz y la seguridad”, agregó.

“Asimismo, estigmatizará a los niños hispanos y los hará potencial objeto de acoso escolar. Esta legislación es símbolo de los pasados instintos más nefastos, de mente estrecha y prejuiciados, y no debe tener cabida hoy día en ningún gobierno. La gobernadora Brewer debe avergonzarse de su decisión”, concluyó Sharry.

America’s Voice — Harnessing the power of American voices and American values to win common sense immigration reform.