Hacer contribuciones de caridad cuidadosamente

Aprovechar al máximo su dinero es como recibir una medalla de honor en estos días, ya sea que esté por comprar un automóvil, elegir una universidad o simplemente comparando precios del pan. Un área en la que no debe malgastar sus dólares ganados con tanto esfuerzo es en las donaciones de caridad.

No son pocas las organizaciones sin fines de lucro que compiten por recibir contribuciones, pero la calidad y la efectividad varían de manera significativa; por lo tanto, debería investigar un poco antes de donar su tiempo o dinero. Algunas sugerencias son:

Seleccione una buena causa. Muchas personas prefieren apoyar a organizaciones que luchan por asuntos que tocan el corazón, como alimentar a los hambrientos, proteger el medio ambiente o trabajar por la cura de una enfermedad. Considere también si desea apuntar a organizaciones locales o si prefiere más bien tener un impacto a nivel nacional o mundial.

Familiarícese con sus operaciones. Investigue el sitio web de la organización, el informe anual y la declaración de la misión. Converse con miembros del personal o voluntarios, o trabaje usted mismo como voluntario. Si conoce a alguien que haya utilizado los servicios de la organización, pregúntele acerca de la eficacia y la utilidad que presta a sus clientes.

Haga su tarea. En estos tiempos de dificultad, muchas organizaciones sin fines de lucro están teniendo una mayor demanda de servicios debido a la disminución de las contribuciones y financiamiento del gobierno. Evite las organizaciones de caridad que gastan excesivamente en salarios, publicidad, colectas y otros gastos administrativos (en ocasiones, incorrectamente anunciados como “desarrollo de programas”, “educación pública” u otros eufemismos). Lo ideal sería que el 75 por ciento de las contribuciones vaya directamente a los programas de los beneficiarios.

Diversos servicios de calificación pueden ayudar en la investigación:

Charity Navigator (www.charitynavigator.org) califica más de 5,400 organizaciones de caridad principales considerando su solidez financiera e ingresos invertidos en programas y servicios. Ofrece listas útiles de las “10 principales” y una sección bien organizada de “Consejos y Recursos”. Puede utilizar sus pautas para crear su propia investigación acerca de las organizaciones más pequeñas que no se incluyen en la clasificación.

GuideStar (www2.guidestar.org) califica más de 1.8 millones de organizaciones exentas de impuestos, reconocidas por el IRS. Su motor de búsqueda básico es gratuito; también puede solicitar una investigación más personalizada pagando una tarifa. Además, el sitio presenta preguntas útiles para hacer y consejos para elegir una organización de caridad.

Better Business Bureau (www.give.org) califica si las organizaciones cumplieron con sus normas de responsabilidad, incluyendo los principios de conducta ética y solicitud honesta de donaciones.

Sea inteligente en lo fiscal. Si bien la pequeña liga de sus hijos puede ser una causa digna, tenga en cuenta que únicamente las contribuciones a organizaciones identificadas en la Publicación 78 del IRS califican para deducciones de impuestos. Visite www.irs.gov/charities/contributors para encontrar un enlace que lo lleve a un motor de búsqueda de organizaciones benéficas e información acerca de cómo informar y justificar deducciones por donación a obras benéficas y otros consejos útiles.

Manténgase alerta al fraude. Lamentablemente, algunas personas y organizaciones inescrupulosas se aprovecharán de su deseo de ayudar a los demás – si usted lo permite. Algunos consejos:

Solicite una copia del Formulario 990 del IRS de la organización, que detalla cómo se gastan las contribuciones.

Sospeche de los pedidos realizados por teléfono y correo electrónico. Si tiene dudas, cuelgue y comuníquese usted mismo con la organización.

Tenga en cuenta que los estafadores a menudo utilizan nombres similares a los de las organizaciones legítimas.

Nunca dé a conocer información personal o crediticia a menos que usted haya iniciado el contacto.

Más gente que nunca necesita de nuestra asistencia de caridad. Simplemente asegúrese de contribuir con organizaciones que hagan el bien tanto como sea posible.

Jason Alderman

Acerca del Autor

Leave a Reply