Información previa del anuncio de hoy sobre el cuidado de salud

0
313

(To read the English version, go down to Noticias Relacionadas).
Las familias, empresas y gobiernos pasan apuros debido a la carga cada vez mayor del costo del cuidado de salud, por ello, líderes de hospitales están sumándose a la Administración para decir que el status quo ya no es sostenible. Al igual que otros en el sector del cuidado de salud, los hospitales son testigos directos de que los estadounidenses con seguro médico tienen dificultad para pagar sus cuentas de atención médica porque no tienen suficiente cobertura y los gastos que ellos mismos deben cubrir están aumentando. A menudo, quienes carecen de seguro, ya sea porque han perdido el empleo o algún miembro de su familia tiene una enfermedad preexistente, se ven forzados a recurrir a la merced de los hospitales de Estados Unidos. Los hospitales pagan parte del costo de atender a los estadounidenses sin seguro, mientras que el resto se pasa a los contribuyentes o estadounidenses con seguro. El sector hospitalario concuerda con el Presidente en que éste es el momento para promulgar reformas de salud que reduzcan los costos y aseguren cobertura de bajo costo y calidad para todos los estadounidenses. No se puede posponer.

El mes pasado, el sector hospitalario reconoció que se puede ahorrar montos significativos en la atención de salud al mejorar la eficiencia y realinear incentivos a fin de enfatizar la calidad del cuidado en vez de la cantidad de procedimientos. Los hospitales colaboraron con Max Baucus, presidente del Comité de Finanzas del Senado, para formular propuestas que ahorren $155,000 millones en el gasto federal por cuidado de salud durante los próximos 10 años, dinero que se utilizará para financiar la reforma del cuidado de salud, conforme al firme objetivo del Presidente de promulgar una ley que no contribuya al déficit.

Como parte de este acuerdo, los hospitales se han comprometido a apoyar una política que ayude a pagar la reforma de salud y reducir el costo general del programa de Medicare. Se logrará esta reducción por medio de una combinación de reformas de pago, lo que incluye recortes adicionales en los ajustes anuales por inflación a los hospitales. Se compensarán con creces una vez que la reforma se implemente y los hospitales tengan una menor carga económica por atender a quienes no tienen seguro o tienen insuficiente cobertura.

Además, con respecto a la reforma del sistema de prestación de servicios, los hospitales están reiterando el compromiso que hicieron hace mucho tiempo de mejorar la calidad y reducir los costos en el sistema de salud respaldando programas que realicen adquisiciones basadas en el valor; prueben diferentes maneras de integrar más la atención, y den pasos para reducir hospitalizaciones innecesarias.

El ahorro que el sector ha aceptado lograr cumple con los objetivos de política presentados por el Presidente y el Congreso de extender la cobertura, reducir los costos del cuidado de salud y transformar el sistema de servicios de salud.

Entre las personas que asistieron y participaron en el anuncio de hoy estuvieron:

El Vicepresidente Biden

Kathleen Sebelius – secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos

Richard Bracken – presidente y CEO, Hospital Corporation of America

Wayne Smith – presidente y CEO, Community Health Systems

Hermana Carol Keehan – presidenta y CEO, Catholic Health Association of the United States (CHA)

Rich Umbdenstock – presidente y CEO, American Hospital Association