La familiar Nissan Quest

0
337

La palabra “minivan”, es derivado de la palabra “van”, que significa furgoneta o camión pequeño.

Lido Anthony “Lee” Iacocca, nacido el 15 de octubre de 1924 en Allentown, Pensilvania, Estados Unidos, de ascendencia italiana, es el responsable de la creación de las Minivans en el 1983, en Los Estados Unidos y luego en el mundo. Hoy luego de 29 años, el minivan es una excelente alternativa para familias numerosas con menos recursos.

Nissan es la sexta empresa automotriz en volumen del mundo, con plantas de fabricación y ensamble en 17 países alrededor del mundo.

Nissan empleó para el Quest la misma plataforma del Murano, Altima y Maxima, la plataforma “D”. Esta ha sido configurada para ofrecer tracción a las ruedas delanteras a través de una transmisión constantemente variable (CVT). Su frente sobresale por sus prominentes luces de Xenón. Su estilo es audaz, con un buen refinamiento interior y la buena transmisión que lo acompaña.

El motor es un V6 de 3.5 litros, que rinde 260 HP y 240 lb-pie de torque, el mismo que montan los Altima sedán y coupé. Está acoplado a una transmisión variable continúa (CVT), combinación esta que le permite hacer el 0 a 60 en torno a los 8.5 segundos, en la línea de alguna de sus rivales directos como sus competidores el honda Odyssey o Toyota Sienna. En la misma línea están el Chrysler Town & Country, Dodge Grand Caravan, Volkswagen Routan, además del Kia Sedona y Mazda5. Un segmento muy competitivo como ven.

Una de las características esenciales de este minivan es que, a diferencia e la mayoría de sus rivales que cuentan con espacio para ocho ocupantes, el Quest sólo puede acomodar a siete personas en su interior. En lugar de un banco de asientos en la fila central con capacidad para tres adultos, ofrece dos amplios butacones, similares a los de la fila delantera con una consola central extraíble.

Aunque el interior sigue siendo cómodo y versátil, sigue adoleciendo de ese pequeño defecto como opción a una variante de 8 plazas, tan habitual en el mundo de las minivan. Aunque para mi me resulto increíblemente confortable. Una de las ventajas, es que no es necesario sacar los asientos para poder maximizar el espacio de carga, estos se esconden apretando botones.

La consola central es muy funcional y viene plagado de mandos y botones de control. La operación de todos los componentes es simple e intuitiva y encontrar una posición cómoda de conducción es muy sencillo gracias a los numerosos reglajes eléctricos de los asientos y a la memoria de posición. Se instalaron puertas corredizas operadas con un solo toque de un botón.

La versión LE, que conduje, trae un sistema de navegación, parasoles para las ventanillas de la segunda y tercera fila, sistema Bose de sonido con 13 altavoces, pantalla de navegación de 8 pulgadas y dos pantallas de 11 para las filas traseras, sistema de aviso de puntos ciegos, plegado eléctrico de la tercera fila de asientos entre sus detalles Premium. Una de las opciones exteriores son los moonroofs dobles, que para esta versión ambos pueden ser operados de manera independiente.

Los materiales interiores son superiores a la media de los minivan, incluso en los modelos de menor equipamiento. La cabina de cuero con los adornos que los mismos traen, se sienten de lujo y primera calidad.

En materia de seguridad y de serie incluye frenos ABS con asistencia al frenado, control de estabilidad y control de tracción, airbags laterales delanteros, airbag de cortinilla y reposacabezas activos. Tiene un sistema exclusivo de alerta de inflado de los neumáticos, (TPMS, Easy Fill Tire Alert), el mismo avisa el momento en que el aire ingresa a las llantas, a través de luces de advertencia, y deja saber cuando la presión llegó a su nivel óptimo con una alarma audible.

En terrenos bacheados, las suspensiones absorben admirablemente bien y no dejan pasar las vibraciones al interior. Su andar es suave y ni me percate del sonido exterior. Esta suavidad de manejo es debido a que se emplean un sistema de dirección sensible a la velocidad, y un nuevo sistema de calefacción inteligente, el cual calienta los asientos por aéreas, dando la sensación de que estos calientan más rápido.

La Nissan Quest ha tenido normalmente un papel de apoyo en el mercado de minivan. Las dos primeras generaciones, en particular, eran más bien anónimas y mediocres. La más reciente, la tercera generación del Quest dado un gran salto adelante en términos de estilo y rendimiento.

Hay muchas opciones en el segmento de minivanes y cada cual tiene su línea sobresaliente. El Quest es rápido, cómodo y silencioso. Con un buen valor de reventa, creo que es una excelente opción en este duro segmento.

Consumo: 19 mpg ciudad, 24 mpg carretera

Precio: Desde US$ 25.990