La legislación sobre préstamos de adelantos del día de pago busca aprobar regulaciones para proteger a las familias latinas

0
195

Los latinos están sufriendo debido a la actual crisis económica de los Estados Unidos. Cada día están perdiendo sus trabajos o les están embargando sus viviendas. Cuando el presidente Obama firmó la Ley de Recuperación y Reinversión de Estados Unidos, también conocida como el plan de estímulo económico, envió un mensaje claro de que la recuperación de la economía estadounidense era su primera prioridad.

Sin embargo, aún después de la aprobación de esta ley, los latinos no están sintiendo la recuperación. Hay millones de latinos que trabajan duro y que aunque trabajan, en este momento son incapaces de cumplir con sus responsabilidades financieras. Hay estudios que muestran que muchos latinos tienen una puntación de crédito baja y salarios que sólo les permiten vivir de cheque en cheque. La renuencia de las instituciones financieras a prestar dinero los ha dejado prácticamente sin ningún medio de obtener crédito o dinero en efectivo cuando más lo necesitan.

Debido a esto, varias fuentes financieras nuevas se han convertido en una opción viable para la clase trabajadora. Los adelantos del sueldo y las casas de empeño, como “Cash America International, Inc.”, que tienen una presencia significativa en las comunidades latinas, han experimentado un aumento en usuarios, al proveer fuentes de efectivo para emergencias. El lema de la compañía “Cash America” es “porque algunas cosas no pueden esperar hasta el día de pago”.

Las empresas que ofrecen préstamos de adelantos del día de pago y los servicios de casas de empeño señalan que los consumidores deben acudir a ellos cuando las opciones tradicionales para obtener asistencia financiera se han agotado. Este sistema no depende de las calificaciones de crédito de los consumidores, por lo que los requisitos del proceso de préstamo de día de pago tienden a ser mínimos. Se conceden préstamos a los consumidores con la prueba de un ingreso estable y una cuenta de cheques. Un estudio reciente y exhaustivo de la industria de los préstamos de día de pago en Colorado realizado por la Reserva Federal de Kansas City mostró que el 21% de las personas que recurrían a este tipo de préstamos eran latinos.

La demanda por las soluciones que ofrecen la industria de los préstamos de adelanto de día de pago y los servicios de las casas de empeño es constante y creciente en las comunidades latinas, pero no está exenta de críticas. Los grupos que abogan por los consumidores y los líderes políticos han expresado su deseo de ver un límite en las tasas de interés que se cobran a los consumidores. Al igual que con la industria bancaria, la supervisión es vital para garantizar que los consumidores estén protegidos según se expande la industria. El congresista Joe Baca (D-Rialto, CA) ha surgido como un defensor de la reglamentación para esta industria de préstamos, la cual genera $40 mil millones de dólares, con un proyecto de ley que añadiría protecciones adicionales para los consumidores y una estructura nacional de cargos. Aunque la aprobación de la “Ley Clear”, aún está pendiente, los proveedores de la industria han apoyado favorablemente este tipo de reglamentación respaldada por Baca y otros funcionarios electos. Recientemente, Baca manifestó que la “Ley Clear” garantizará el establecimiento de estructuras estrictas de tarifas, las cuales impedirán que los consumidores incurran en gastos exorbitantes de intereses. Baca y otros líderes del Congreso, que respaldan leyes de protección, comprenden la necesidad imperiosa de estos servicios, a la misma vez que se protege a los consumidores.

Las organizaciones que apoyan a las comunidades latinas también están apoyando este proyecto de ley. Recientemente, el Instituto Hispano escribió una carta respaldando la legislación que regula los préstamos de adelanto de día de pago, ya que la comunidad latina se verá directamente afectada por cualquier legislación restrictiva.

Sabemos que es esencial invertir en la estabilidad financiera de la comunidad latina. Con el fin de ayudar en el desarrollo de prácticas crediticias sólidas y reguladas, congresistas como Joe Baca necesitan escucharle. Hágale saber que usted apoya la “Ley Clear” y la protección de nuestras comunidades.