La mayor propietaria y productora avícola de Delmarva, es hispana

Además de procesadores de pollos, los hispanos también son buenos al frente de la producción avícola

Escrito el 28 Sep 2018
Comment: Off
“Toda esa experiencia con los animales estaba en mi cabeza”, señala Yvette Del Carmen Hudyma, la única latina propietaria de una granja de pollos en Delmarva.

Nació en Costa Rica y aunque llegó a los Estados Unidos siendo muy niña, en su cabeza ya estaba grabado ese gusto por los animales y el contacto con la naturaleza, que había experimentado en la granja de sus padres.

Yvette del Carmen, comenzó poco a poco y con el sentido claro de que su aventura granjera implicaba estar dispuesta a asumir riesgos.

“Empecé en Maryland con dos casas de pollos con una capacidad de 39,900 aves cada una, así que entre ambas tenía nada menos que 79,800 pollos”.



Aunque el marido de Yvette del Carmen es nativo de la ciudad de Baltimore, y por tanto, no está familiarizado con el mundo agrícola, admira y respeta el trabajo de su esposa, quien ha sabido inculcarle a sus dos hijos el amor por las tareas de la granja.

“Mis hijos con capaces de desarrollar todos los roles que la granja requiere, les gusta tanto como a mí. Para nosotros no se trata de un trabajo y ésa es una de las claves de nuestro éxito empresarial”.

Yvette del Carmen, es además, la propietaria de la granja de pollos más grande de cuantas dispone Mountaire Farms.

“Todo fue poco a poco, cuando me sentí segura con nuestras dos casas de pollos, busqué hacer el negocio más grande. Tuve la suerte de contar con el asesoramiento de Mountaire y aquí estamos, con una granja en Delaware que cuenta doce casas de pollos en las que hay 43,900 aves por casa”.

Así que, la granja de Yvette del Carmen en Delaware, tienen nada menos que un total de 526,800 aves en total. A las que hay sumar las 79,800 de la granja de Maryland.

“Un montón de aves”, sonríe divertida Yvette del Carmen, quien se muestra muy orgullosa de poder emplear a otros latinos en su granja y de conservar de alguna forma las raíces con su Costa Rica natal.

“Mi familia sigue teniendo granjas en Costa Rica, aunque ahora ellos están muy centrados en la cría de cerdos”.

Cada vez que Yvette del Carmen, viaja a su país, se preocupa por estar al día de los avances tecnológicos en materia de granjas de producción, “aunque la diferencia que encuentro cuando viajo a Costa Rica no es realmente tecnológica sino de ritmo y calidad de vida, quizás sea porque cuando estoy allí, voy relajada y dispuesta a tomar vacaciones”.

Antes de despedirnos, le pedimos a esta mujer, orgullo hispano, un consejo para futuros emprendedores en el negocio.

“Que vayan lentamente, paso a paso, y de lo pequeño a lo grande, aprendiendo de los errores y asumiendo riesgos progresivamente”.

HOY en Delaware
Acerca del Autor