La razón oscura de por qué se niega un alivio migratorio

0
699
Mitin, y marcha del primero de mayo, de El Paro Philly. Fotos por Obed Arango, 2022.

Por Obed Arango

“Sí se puede, pero para poder se necesitan nuestros pasos, nuestra presencia, nuestra voz, nuestro compromiso. Han pasado ya 35 años desde que se lucha por una reforma migratoria, por un alivio migratorio humano, justo e integral…”. Estas fueron algunas de las palabras del video que promovió El Paro Philly, palabras llenas de verdad. Así el pasado primero de mayo del año en curso, aproximadamente 500 personas se congregaron con representantes de 35 organizaciones como CCATE, MILPA, Make the Road PA, JUNTOS, entre otras, a un lado de la campana de la libertad y frente al Independence Hall, para recordar los derechos de los trabajadores inmigrantes, y para promover un alivio migratorio.

Leti Roa Nixon, Diana Lugo, Carmen Marcet y Juan Andrés Palencia, miembros del comité de El Paro Philly. Fotografía por Obed Arango.
Leti Roa Nixon, Diana Lugo, Carmen Marcet y Juan Andrés Palencia, miembros del comité de El Paro Philly. Fotografía por Obed Arango.

La palabra que escuchamos no fue la de los políticos o la de los líderes de las organizaciones, sino la de los miembros de las comunidades de South Philly, South Jersey y Norristown. Cada discurso vertido nos abrió una ventana para entender cómo esa larga espera del reconocimiento a la comunidad inmigrante, particularmente indocumentada, ha contribuido a una explotación y deshumanización de 35 generaciones. Treinta y cinco generaciones de una comunidad a la que se le ha negado derechos humanos como la salud y la educación, pero que ellos y ellas mismos contribuyen cada día al enriquecimiento de esta nación y al sostenimiento de los países de origen.

Fotografía por Obed Arango.
Fotografías por Obed Arango.

La invisibilidad de la comunidad ha sido por conveniencia, la negación a un alivio migratorio encuentra varias explicaciones, por un lado, la propuesta no ha gozado del favor del electorado, y por ello los representantes no sienten la urgencia de hacer de este tema una prioridad. La razón profunda es la distorsión de las narrativas que dan los medios y los políticos de la derecha acerca de nosotros. La segunda razón es más oscura, resulta una ganancia para el país explotar millones de trabajadores que sostienen la economía incluso en tiempos de crisis y no tener que invertir nada en ellos. Contribuyen con su trabajo y sus impuestos a los sistemas de salud, seguro social, educación, etc. Pero no gozarán ninguno de esos beneficios, y cuando sus brazos ya no den más serán descartados y remplazados por una nueva migración, es la única forma en que encuentro una explicación para negar un alivio migratorio que ya va camino a medio siglo de ausencia.

Foto portada: Mitin, y marcha del primero de mayo, de El Paro Philly. Fotos por Obed Arango, 2022.