La reforma migratoria fortalecerá el estado de la Unión

0
229

Washington, DC – El presidente Obama estuvo acertado en enfocarse en la economía y los empleos durante su discurso de esta noche sobre el Estado de la Unión porque la baja en la economía es una preocupación de todos los estadounidenses. También estuvo acertado al hablar de la reforma migratoria por una simple razón: la reforma migratoria fortalecerá nuestra economía y la hará más justa al incrementar los salarios, reducir el déficit, y crear empleos.

“En lugar de evadirla, la reforma migratoria debería ser vista por los legisladores de ambos partidos como algo asequible. Resolver este asunto supondrá beneficios reales para todos los estadounidenses”, indicó Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice.

“Al requerir que los indocumentados que viven en Estados Unidos se legalicen, paguen impuestos, estudien inglés, y trabajen para obtener la ciudadanía, generaremos miles de millones de dólares en nuevos ingresos tributarios, ayudaremos a los trabajadores estadounidenses y a los empleadores honestos que resultan afectados por patronos deshonestos que toman ventaja injustamente del sistema, y podremos reducir dramáticamente la inmigración indocumentada”, afirmó Sharry.

“Una y otra vez los estadounidenses han demandado que sus líderes dejen de lado la politiquería y comiencen a resolver los problemas. Como quedó demostrado en recientes elecciones, el poder de los votantes independientes ha ido en aumento al igual que su frustración con la falta de acción de los dos partidos. El presidente Obama entiende que asuntos como la reforma migratoria apela a todos los partidos y los grupos demográficos y representa una oportunidad para resolver un problema en beneficio de todos los estadounidenses. Es una calamidad que miembros del Congreso sigan insistiendo que la inmigración es un asunto controversial. Lo negativo es un electorado molesto. No hacer nada sobre este asunto es respaldar el status quo”.

“El pueblo estadounidense entiende, tal vez mejor que los miembros del Congreso, que los tiempos desafiantes demandan soluciones prácticas y sensibles”, concluyó Sharry.