La señal de la polémica

0
376

La señal en español colocada junto a la versión en inglés que se ve en la fotografía y que se encontraba colocada en el distrito escolar de Milford ha suscitado una amplia polémica en la comunidad.

En la versión en inglés se informa que se puede jugar en el parque con supervisión de padres o cuidadores en el caso de niños y en cualquier caso con cuidado, de no ser así se advierte de que los infractores asumirán el riesgo de sus propios actos. Sin embargo, la versión en español señala que no está permitido jugar en ese área sin contar con el permiso correspondiente bajo riesgo de que se ejerciten las acciones policiales oportunas.

Las señales con las que se corresponde la fotografía se encontraban situadas en áreas de juego de dos escuelas elementales en el sur de Milton (Lulu Ross y Misspillion). Al parecer también hay otras señales iguales colocadas en los campos de muego de Milford.

Aunque según afirman algunos vecinos, las señales llevan colocadas más de un año, su presencia vió la luz el Sábado 5 de Enero.

Para unos vecinos, la diferencia de significados entre la versión en inglés y en español es un claro acto discriminatorio.

Para otros, simplemente no debería colocarse señal alguna en idioma distinto del inglés.

Hay quienes afirman que la versión en español está dirigida a los grupos que pretenden jugar soccer en el parque. Y otros más que se temen que la persona que colocó la señal en español se equivocó y colocó las que habitualmente están colocadas en los campos de juego de soccer de Milford.

Sean cuales fueran los motivos, HOY en Delaware se pregunta ¿quién realizó la traducción al español de la señal? No sólo por el hecho de que la traducción al español no sea fiel al significado y contenido de la versión en inglés sino porque la versión española adolece de graves defectos gramaticales, al no observar entre otras la regla de la concordancia de número.

¿Mala traducción y/o colocación efectuada por alguien que no conoce la lengua española o discriminación?

Se espera se facilite en breve por parte de las autoridades del distrito escolar la explicación oficial del asunto.

Las señales han sido retiradas para su revisión el 6 de enero por la superintendente del distrito escolar de Milford Dr. Phyllis Kohel. La pregunta es ¿y mientras se coloquen nuevos carteles se permitirá que niños sin vigilancia jueguen en el parque?¿No constituirá eso un riesgo para los propios niños y los viandantes?

Como dice el dicho “Nunca llueve a gusto de todos”.