Hoy en Delaware News

La terapia de conversación puede ser tan efectiva como la medicación para la depresión

Dallas, Texas. (UT Southwestern) – La medicación no es la única solución para las personas que están clínicamente deprimidas, según informaron recientemente médicos en Dallas.

“La terapia cognitiva de comportamiento y psicoterapia interpersonal, dos tipos de terapia de conversación, son algunas veces tan efectivas para tratar la depresión como los medicamentos”, dijo Ann Brandon, profesora asistente de psiquiatría de UT Southwestern Women’s Mental Health Center. “Para adultos más entrados en años que tienen que tomar medicamentos para otros problemas, la terapia de conversación elimina la preocupación de los efectos secundarios o de probar distintos medicamentos hasta que alguno funcione”.

Brandon dijo que la terapia de conversación consiste en sesiones semanales durante alrededor de cuatro meses. El tiempo de recuperación es altamente individual, pero la mayoría de pacientes reportan sentirse mejor más o menos a mitad del tratamiento.

La recuperación con medicamentos antidepresivos también varía basado en factores tales como encontrar el antidepresivo correcto y la dosis adecuada. La mayoría de antidepresivos están considerados en su máxima potencia de mejoría a las ocho semanas aproximadamente después de su inicio, pero algunos pacientes informan sentirse mejor en las primeras semanas del tratamiento.

“Hablando en términos generales, es posible que los pacientes se sientan mejor antes con los antidepresivos, pero la terapia hablada tiende a proveer una recuperación más larga y pocas recaídas”, dijo Brandon. También tiene el beneficio agregado de ayudar a las personas a tratar los problemas interpersonales específicos que están contribuyendo a su tristeza”.

“Para algunas personas, la medicación puede seguir siendo la opción que se prefiera. Tanto la medicación como la psicoterapia han sido bien estudiadas como tratamientos para la depresión, por lo que una persona puede confiar en que sí obtendrá mejoría. Lo más importante es visitar a un profesional de salud mental y obtener ayuda”, concluyó.