Las grandes devoluciones de impuestos pueden ser costosas

(To read the English version go down Noticias Relacionadas)
Estamos en la temporada de los impuestos sobre los ingresos – y de las devoluciones de impuestos sobre los ingresos. Según el IRS, aproximadamente 78 millones de personas recibieron un promedio de $2,705 en devoluciones de impuestos federales en 2009. Si usted es una de esas personas, podría pensar en su devolución como un regalo; pero en realidad, básicamente le ha otorgado al gobierno un préstamo sin intereses durante el año anterior.

Antes de gastar la devolución de este año, encamínese correctamente para el próximo año: Complete un nuevo formulario W-4 para que su empleador retenga la cantidad correcta de su cheque de pago. Este nuevo cálculo es especialmente importante si su nivel de ingreso o situación familiar cambian – por ejemplo, nuevos hijos, menos dependientes, matrimonio o divorcio, etc. Su meta debería ser recibir poca o ninguna devolución.

Entonces, ¿qué debería hacer con la devolución de este año? Algunas sugerencias son:

Reducir las deudas. Al adelantar pagos de su tarjeta de crédito o de su préstamo, puede reducir significativamente la cantidad de intereses que paga a largo plazo. Por ejemplo, supongamos que el saldo de su tarjeta de crédito es de $2,000 a un interés del 18 por ciento y usted solamente paga $80 por mes. Aun sin hacer más compras, saldar la deuda le tomará 32 meses y un interés adicional de $526; si duplica su pago a $160 por mes, reducirá el tiempo para saldar la deuda a 14 meses, y ahorrará $295 en intereses.

Una advertencia: Antes de hacer pagos adicionales sobre su hipoteca o préstamo del automóvil, asegúrese de que no existan intereses punitorios por pago adelantado. De haberlos, consulte si puede renegociar los términos; de lo contrario, salde otra deuda.

Ahorre para emergencias. Acumule ahorros para cubrir seis meses de gastos de subsistencia, en caso de sufrir algún despido u otras crisis financieras imprevistas. Lo mejor es guardar los ahorros de emergencia en cuentas como una cuenta de mercado monetario de fácil acceso y sin intereses punitorios por retiro temprano.

Otra opción es colocar ese dinero en una cuenta corriente de alto rendimiento donde, a cambio de determinadas restricciones (como un depósito directo obligatorio y una cantidad mínima de transacciones con tarjeta de débito por mes), puede obtener un interés mucho mayor que con una cuenta corriente o caja de ahorro tradicional. Diversos sitios web mantienen un registro de cuentas de alto rendimiento incluyendo www.highyieldcheckingdeals.com y www.checkingfinder.com. Sólo asegúrese de comparar los términos y restricciones cuidadosamente.

Ahorre para la jubilación. Si su deuda y sus ahorros de emergencia se encuentran bajo control, piense en reforzar su cuenta de jubilación IRA o 401(k), particularmente si su empleador realiza aportes complementarios, ya que eso equivale a recibir dinero gratis. El programa gratuito de administración financiera personal Practical Money Skills for Life, de Visa Inc. contiene información detallada sobre la planificación financiera para la jubilación como ser de qué manera funcionan los planes 401(k), consecuencias impositivas y calculadoras interactivas de ahorros de jubilación (www.practicalmoneyskills.com/401k).

Ahorre energía, ahorre impuestos. Puede solicitar un crédito fiscal de hasta 30 por ciento sobre el costo de determinadas mejoras para hogares existentes (incluyendo aire acondicionado central, calderas, ventanas, aislamiento y calentadores de agua) adquiridas antes del final de 2010, por un máximo de hasta $1,500. No todos los productos califican, por lo tanto, consulte el sitio web Energy Star del gobierno para obtener más detalles antes de comprar (www.energystar.gov/taxcredits).

Lo primordial: Antes de darse el lujo de comprar algo que no necesita realmente, piense en invertir al menos parte de su devolución de impuestos en algo que reforzará su seguridad financiera futura.

Jason Alderman

Acerca del Autor

Leave a Reply