¿Libertad de expresión o línea parlmentaria?

Los nuevos integrantes del Congreso Federal: Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones por el PRI; Ernesto Cordero y Luis Alberto Villarreal por el PAN; así como Miguel Barbosa Huerta y Silvano Aureoles por el PRD, coordinadores Parlamentarios para Senadores y Diputados respectivamente expresaron sus prioridades para diseñar la agenda legislativa destacando la reforma en relación a: PRI- Fiscal Integral; PAN: reforma laboral y el PRD reforma en medios de comunicación; destacando que hay coincidencias en materia de reforma electoral.
Es muy importante evaluar la postura de los legisladores federales en la práctica parlamentaria y en éste sentido ver si la Libertad de Expresión como herramienta de trabajo y ejercicio de la democracia parlamentaria se respeta como un ejercicio para hacer valer con dignidad y eficiencia los compromisos que adquirieron en campaña con sus representados y reactivar las reformas estructurales que se “empantanaron” por intereses “Corporativos”.
Ahora bien es importante considerar que la inmunidad o fuero parlamentario es decisiva para que los legisladores puedan hablar con libertad y según los dictados de su conciencia, sin temor a ser objeto de acoso, de castigo o de otras represalias; garantiza además la integridad y eficiencia del Poder Legislativo.
La libertad de conciencia y de expresión de los legisladores con frecuencia en su ejercicio parlamentario se ven limitado por los Partidos Políticos a través de sus bancadas que procuran ejercer el control de sus integrantes. No obstante que en teoría los Diputados o Senadores por lo general tienen un mandato representativo, autónomo y libre; se han establecido diversas normas y prácticas para que apoyen la “línea del partido” mediante el control de las atribuciones de su mandato o de su condición de afiliado o militante, muchas veces los paridos impiden que el legislador cumpla con su mandato y socave el proceso democrático en su conjunto.
Consecuentemente: NI MÁS… NI MENOS… SÓLO LO JUSTO!... No es posible que en el ejercicio de la democracia legislativa se coarte la Libertad de Expresión en la práctica parlamentaria en aras de las llamada “disciplina” de las bancadas partidistas cuando en muchas ocasiones convocan a cumplir con la “línea” de su partido; es grave las medidas disciplinarias adoptadas por los partidos políticos, tal como: sanciones y expulsiones sólo por que el legislador en ejercicio responsabilidad ante sus representados y la ciudadanía en sí, emplean como herramienta la Libertad de Expresión;
Es apremiante que se le permita al legislador el derecho a la Libertad de Expresión y de información para puedan cumplir con su responsabilidad parlamentaria; el derecho a contribuir al proceso legislativo, a presentar proyectos de ley y enmiendas, interpretar y criticar a los miembros del gobierno; participar con mayor equidad en las comisiones y subcomisiones parlamentarias; tener acceso con equilibrio justo a los recursos materiales y técnicos para disponer prestaciones para cumplir con su dignidad y respeto al electorado y ciudadanía a quien representa.
Es quizá la razón mas justificada para aprobar la reforma electoral en materia de Candidaturas Ciudadanas o independientes para no seguir dependiendo de fuerzas “Oligárquicas del Partido en el Poder” que ejercen la abominable LÍNEA ! …
Es cuanto!…

Mtro. Jesús Armando Liogón Beltrán
Acerca del Autor
Ni más...ni menos...¡Sólo lo justo!...

Leave a Reply