Liderando el movimiento global para erradicar el cáncer de mama

0
181

Cumpliendo una promesa

Nancy G. Brinker prometió a su difunta hermana, Susan G. Komen, que ella haria todo lo que estuviera en su mano para erradicar el cáncer de mama para siempre. En 1982, esa promesa le llevó a la creación del Susan G. Komen para la Cura® y difusión del movimiento global contra el cáncer de mama. Hoy, Komen para la Cura es la red mundial más grande formada por supervivientes del cáncer de mama y activistas que luchan para salvar vidas, dar fuerza a la gente, y asegurar la calidad de los cuidados para todos, así como animar a la ciencia para que encuentre curas.

Gracias a los beneficios obtenidos de los eventos como la Carrera Komen para la Cura®, se han obtenido e invertido por esta asociación más de $1.3 billones para cumplir su promesa, llegando a ser la organización más grande dedicada a la lucha contra el cáncer de mama en el mundo que no recibe subsidios, ni ayudas oficiales.

Cáncer de mama: entonces y ahora

Desde 1982, Komen para la Cura ha jugado un papel decisivo en el avance en la lucha contra el cáncer de mama – transformando lo que se dice en el mundo acerca de los tratamientos de la enfermedad y ayudando a transformar a miles de pacientes de cáncer de mama en supervivientes. Ellos se sienten orgullosos de su contribución a victorias tales como:

Incremento de la detección precoz. En la actualidad cerca del 75% de las mujeres por encima de los cuarenta años, se realiza regularmente mamografías, la herramienta más efectiva para la detección precoz del cáncer de mama (en 1982 menos del 30% se realizaba un examen clínico).

Más esperanza. El índice de supervivencia del cáncer de mama cuando se detecta precozmente antes de que se extienda por la mama, es ahora del 98% (comparado con el 74% en 1982).

Más medios. Cada año el Gobierno Federal destina en la actualidad alrededor de $900 millones de dólares anuales para la lucha contra el cáncer de mama (en comparación con los 30 millones destinados en 1982).

Más supervivientes. Las 2,5 millones de americanas supervivientes al cáncer de mama constituyen el grupo más grande de supervivientes al cáncer de los Estados Unidos, dando un testimonio vivo del poder de la sociedad y de la ciencia para salvar vidas.

Avanzando

Susan G. Komen ha encaminado sus recursos y esfuerzos, vigorizada desde su 25º aniversario en 2007 para finalizar la tarea comenzada. Por tal motivo y puesto que millones de personas cuentan con ellos, realizarán hasta el 2017 una inversion adicional de dos billones de dolares,

Sin una cura. Una de cada 8 mujeres en los Estados Unidos continuará siendo diagnosticada de cáncer de mama -una enfermedad devastadora, con consecuencias físicas, emocionales, psicológicas y financieras.

Sin una cura. Aproximadamente cinco millones de americanas serán diagnosticadas de cáncer de mama – y más de un millón podrían morir- en los proximos veinticinco años.

Sin una cura. Aproximadamente veinticinco millones de mujeres de todo el mundo seran diagnosticadas de cáncer de mama – y diez millones podrían morir- en los próximos veinticinco años.