MENSAJE SEMANAL: El Presidente elogia consenso emergente sobre la reforma del seguro médico

0
213

(To read the English version of this article go down Noticias Relacionadas).

El histórico movimiento por lograr una reforma significativa del seguro médico para todos los estadounidenses ganó ímpetu esta semana a medida que se acercan los días finales de este debate. Tras trabajar en el tema durante gran parte del año, el Comité de Finanzas del Senado está concluyendo deliberaciones sobre su versión para el proyecto de ley de reforma del seguro médico que pronto se combinará con otras propuestas de reforma presentadas por otros comités del Congreso.

La Oficina de Presupuesto del Congreso, la cual realiza análisis independientes, no partidistas, concluyó tras evaluar el proyecto de ley del Comité de Finanzas, que la reforma reduciría el precio del seguro para millones de estadounidenses que actualmente carecen de él. Les dará mayor seguridad a los estadounidenses que tienen cobertura, con nuevas medidas de protección para el seguro. Y al combatir el despilfarro y el fraude en el sistema, desacelerará el aumento en el costo del cuidado de salud sin contribuir un décimo a nuestro déficit.

Éste es otro momento histórico en lo que ha sido un camino largo y difícil hacia la reforma del seguro médico. En meses recientes, hemos oído todos los argumentos posibles de miembros de ambos partidos, como debe ser, ya que la reforma del seguro médico es un asunto complejo y crucial que merece un enérgico debate nacional, lo cual hemos hecho. El enfoque que está surgiendo incluye las mejores ideas de los republicanos y demócratas, y de gente de todo el espectro político.

De hecho, lo asombroso no es que hayamos tenido un debate acalorado sobre la reforma del seguro médico, sino el consenso sin precedente que ha surgido al respecto. Proviene de todo tipo de personas, desde médicos y enfermeros hasta hospitales y farmacéuticas.

Esta semana, el gobernador Arnold Schwarzenegger de California y el alcalde Michael Bloomberg de la ciudad de Nueva York se pronunciaron a favor de la reforma, sumándose a dos ex líderes de la mayoría republicana en el Senado: Bob Dole y el Dr. Bill Frist, quien es cirujano del corazón. El Dr. Louis Sullivan, secretario de Salud y Servicios Humanos del Presidente George H.W. Bush, apoya la reforma, como también Tommy Thompson, ex gobernador de Wisconsin y secretario de Salud del Presidente George W. Bush. Estos distinguidos líderes comprenden que la reforma del seguro médico no es un asunto demócrata ni republicano, sino un asunto estadounidense que requiere solución.

Aun así, hay gente en Washington hoy en día que parece estar decidida a participar en los mismos viejos juegos políticos, empecinada en ganar puntos políticos, incluso si eso significa abrumar al país con un status quo insostenible; un status quo en el que el costo del cuidado de salud aumenta y es una carga aplastante para nuestras familias, nuestros negocios y nuestro gobierno; un status quo de cobertura cada vez menor que les niega a millones de estadounidenses trabajadores el seguro que necesitan; un status quo que les da a las grandes aseguradoras el poder de tomar decisiones arbitrarias sobre la salud de la gente. Ése es un status quo que rechazo. Y ése es un status quo que el pueblo estadounidense rechaza.

Los distinguidos ex líderes del Congreso que nos instaron a tomar acción para realizar una reforma del sistema de seguro médico, hablaron sobre el histórico momento ante nosotros y nos recordaron que este momento no volverá a presentarse pronto. Le hicieron un llamado a miembros de ambos partidos a que aprovechen esta oportunidad de una vez por todas, y le hagan frente a un problema que nos aqueja desde hace demasiado tiempo.

Éste es nuestro llamado en este momento. Ése es el espíritu de propósito nacional al que debemos apelar ahora. Ha llegado la hora de poner de lado la politiquería actual. Es hora de unirnos como estadounidenses. Es hora de cumplir con nuestras responsabilidades con nosotros mismos y nuestros hijos, y asegurar un futuro mejor y más saludable para las próximas generaciones. Ese futuro está a nuestro alcance. Concluyamos la labor.