Mercedes Benz SLK

Mercedes-Benz es el fabricante de automóviles más antiguo del mundo. . Los creadores de la compañía se remontan a 1881, cuando Daimler y Benz inventaron de forma independiente el motor de combustión interna para automóviles en el sudoeste de Alemania. Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach, quienes inventaron juntos el motor de cuatro tiempos trabajaban juntos en Cannstatt (un distrito de Stuttgart); Benz tenía su tienda en Mannheim cerca de Heidelberg.

Con dicho motor, Daimler y Benz crearon el primer carro del mundo en 1886, nombrándolo en un principio "Daimler-Benz Pattent Motor Wagen". Este prototipo contaba sólo con tres ruedas y una sola marcha, alcanzando una velocidad máxima de 17 km/h, con una potencia máxima de 0,9 caballos. Su motor funcionaba con gasolina, pero en aquella época ésta se vendía únicamente en farmacias.

En los inicios del siglo XX, los automóviles Daimler construidos en Untertürkheim (un distrito de Stuttgart) fueron conducidos de forma exitosa por un distribuidor austríaco llamado Emil Jellinek, que anotaba los automóviles bajo el nombre de su hija, Mercedes.

El logotipo de la marca es la estrella plateada de tres puntas rodeada de un círculo. El símbolo apareció por primera vez en un automóvil Daimler de 1909. Los laureles, símbolos de la marca Benz, fueron agregados en 1926 para simbolizar la unión de las dos firmas. El anillo plano que une las tres puntas de la estrella fue utilizado por primera vez en 1937. Según se dice, la estrella tiene su origen en una postal que Daimler escribió a su hija Mercedes indicando con ella el punto (sobre un plano) donde estaba ubicada la fábrica de Bad Cannstatt. La famosa estrella de tres puntas, diseñada por Gottlieb Daimler, simboliza la capacidad de sus motores para emplearlos en tierra, mar o aire.

El Mercedes-Benz SLK fue creado claramente para la gente que ha tenido éxito en la vida y cuenta con una fuente importante de ingresos. Este siempre ha sido un roadster compacto y atractivo con el prestigio de Mercedes y una capota rígida retráctil que convierte al carroen un coupe cerrada simplemente pulsando un botón.

El Clase SLK retomó el concepto de capota rígida retráctil que habían estrenado las versiones Eclipse de los Peugeot de mediados de la década de 1930. La gran diferencia entre ellos es que el techo del Clase SLK es plegable, mientras que los Eclipse tenían una pieza única, por lo que necesitaban un baúl más voluminoso. Este tipo de techo se volvió muy popular en la década de 2000, con modelos económicos como el Peugeot 206 CC.

El auge de los roadster a mediados de los 90’s creó una gran cantidad de carros en esta clase que cubrían un amplio rango de precios. El Mazda Miata, el Audi TT y el BMW Z24 tienen sus propias fortalezas y su atractivo exclusivo, y dentro de esa mezcla, el Mercedes Clase SLK está mejor que nunca, con más opciones y todo el prestigio que viene con la estrella de tres puntas.

Los motores son un cuatro cilindros en línea de 2.0 litros con compresor y 163 CV (en el SLK 200 Kompressor; luego 184 CV), un seis cilindros en V de 3.0 litros y 231 CV (SLK 280), un seis cilindros en V de 3.5 litros y 272 CV (en el SLK 350; luego 305 CV), y un ocho cilindros en V de 5.4 litros y 360 CV (en el SLK 55 AMG).

Los equipos de seguridad en todos los modelos SLK incluyen seis airbags: airbags frontales, airbags de impacto lateral para proteger la cabeza y el tórax, y pequeños airbags para protección de las rodillas. Equipos de seguridad activa tales como frenos ABS con asistente de frenado Brake Assist, los cuales aplican fuerza total de frenado incluso si el conductor relaja erróneamente la presión sobre el pedal freno, vienen de serie junto con un programa electrónico de estabilidad que ayuda al conductor a mantener el control reduciendo los derrapes.

Las opciones más populares están agrupadas en paquetes. El paquete Premium incluye control automático de clima de doble zona, limpiadores con sensor de lluvia, espejos con atenuación automática, dirección asistida de índice variable y control remoto infrarrojo que opera el techo. El paquete Heating añade asientos con calefacción y ventilas que fuerzan el aire dentro de las cabeceras. El paquete Lighting incluye faros con limpiadores y faros bi-xenón con un rayo de luz que gira con la dirección del coche para iluminar mejor a través de las curvas. El paquete Entertainment/Navigation añade un mejor estéreo, cambiador para seis CD y sistema de navegación basado en DVD con controles integrados en la pantalla de video.

Casi todas las opciones están disponibles individualmente, incluidos los asientos con calefacción. radio por satélite Sirius cambiador para discos compactos, mejora a piel marrón Nappa Leather y llantas antiponchaduras. También están disponibles los paquetes exclusivos designo, los cuales ofrecen pinturas y esquemas interiores de colores especiales y se ofrecen en ediciones Chablis, Graphite y Espresso. Aquellos que quieren la presencia AMG sin todo el empuje, pueden solicitar con los SLK normales el paquete AMG Sport, el cual añade el paquete de apariencia AMG para la carrocería, la suspensión más baja y la transmisión automática con cambios por botones.

El SLK55 AMG de producción limitada es impulsado por un motor V8 5.5 litros de 362 caballos con una transmisión automática AMG Speedshift que ofrece cambios manuales por medio de botones en el volante. La suspensión es más baja y los frenos mejores para combinar con la potencia extra. El SLK55 se distingue fácilmente por sus toques AMG en la carrocería y sus rines especiales de 18 pulgadas.

El SLK imita al Road Car Mercedes McLaren SLR, el cual es construido a mano conjuntamente con el equipo McLaren de Formula 1 y se vende por $700,000. El parecido es incluso más pronunciado en los SLK con el paquete AMG Sport con sus estribos y tomas de aire más agresivas.

El Mercedes-Benz SLK aunque es más espacioso que la de la generación anterior del SLK, la cabina es acogedora, especialmente con la capota rígida en su lugar. Hay espacio suficiente para que dos ocupantes viajen comodos. El espacio de almacenamiento en la cabina está limitado a la guantera, las bolsas de las puertas y algo de espacio en la consola central.

La capota rígida es muy fácil de operar. Simplemente mantenga presionado el botón y 22 segundos después la capota está, ya sea almacenada bajo una suave cubierta rígida detrás de los asientos o sobre la cabeza de los ocupantes. El control remoto opcional por infrarrojos le permite levantar y bajar la capota con la llave, útil para dejar salir el aire caliente mientras usted se acerca al mismo en un día de verano.

Los asientos son ajustables en una variedad de direcciones. Los viajes largos no son un problema en este lugar. Con todo, lo que es más impresionante por dentro de esta segunda generación SLK, es el salto de gigante en la calidad de los materiales utilizados. El vinil tratado con caucho que cubre el tablero es suave, casi sedoso, e irresistible al tacto. Los interruptores y adornos son plateados contra un fondo oscuro y los botones transmiten una sensación agradable. El look se basa en fibra de carbón y aluminio, y el ambiente es de alta tecnología en una forma invitante en vez de acerado y frío.

Un prominente tablero central divide la cabina por la mitad, fluyendo hacia abajo alrededor de la palanca de velocidades en la consola central. El tablero central alberga la pantalla del sistema opcional de navegación y comunicaciones y los controles de clima. La calefacción y aire acondicionado automáticos vienen de serie, con sensores integrados de sol y polución. El control de temperatura de doble zona es opcional.

La interfase de navegación y el estéreo requiere algo de aprendizaje y familiarización para sentirse a gusto con los ajustes. Algunos botones alrededor de la pantalla están etiquetados y otros corresponden a opciones en la misma pantalla.

El SLK ofrece varios equipamientos de nueva tecnología, y el más intrigante puede ser el sistema AirScarf. Este sistema fuerza a que el aire suba hasta las ventilas en ambos asientos, las cuales se encuentran justo debajo de las cabeceras y en línea con el cuello del ocupante. Estos calefactores se pretende permitan que el SLK vaya aun mas tiempo sin capota a través de un rango más amplio de temperaturas. Hay tres velocidades de ventilación y compensación automática por la temperatura ambiente. A velocidades altas y con la capota y las ventanillas abajo, uno apenas puede sentir un susurro de aire tibio desde las ventilas.

El Mercedes-Benz Clase SLK es por ahora el mejor roadster compacto de Mercedes. Su capota rígida retráctil es única en la clase, ofreciendo lo mejor de dos mundos y entrega el prestigio que mucha gente asocia con la estrella de tres puntas. Este es un carro deportivo, en el sentido más puro sentido de la palabra.

Al final Mercedes es Mercedes, o no ?
Enrique Kogan (Cor.: Marisa Alvarez)

Acerca del Autor

Leave a Reply