Niveles de mercurio en el pescado

La tabla hace más fácil para las mujeres embarazadas y otros escoger entre docenas de opciones sanas y saludables; casi el 90% del pescado consumido en EE.UU. cae en la categoría de “mejor opciones”

Washington, DC - La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) publicaron sus consejos finales referentes al consumo de pescado. Estos consejos están diseñados para ayudar a las mujeres embarazadas y aquellas que puedan quedar embarazadas, así como a las madres lactantes y padres de niños pequeños, a tomar decisiones mejores informadas cuando se trate de comer el pescado más saludable y sano. (Estos consejos se refieren al pescado y a los mariscos colectivamente como “pescado”.)

Para ayudar a estos consumidores a entender de manera más fácil los tipos de pescados a seleccionar, las agencias han creado una tabla de referencia fácil de usar que clasifica 62 tipos de pescados en tres categorías:

--“Mejores opciones” (elija dos o tres porciones a la semana)

--“Buenas opciones” (elija una porción a la semana)

--“Pescado a evitar”

El pescado en la categría de “mejores opciones” consituye cerca del 90 por ciento del pescado consumido en Estados Unidos.

Un análisis de los datos de consumo de pescado de la FDA encontró que el 50 por ciento de las mujeres embarazadas entrevistadas consumieron menos de 2 onzas de pescado a la semana, mucho menos que la cantidad recomendada. Debido a que los beneficios nutritivos del consumo de pescado son importantes para el crecimiento y desarrollo durante el embarazo y en la infancia temprana, las agencias están revisando y fomentando un nivel mínimo de consumo de pescado para estos grupos. Los consejos recomiendan de 2 a 3 porciones de pescado bajo en mercurio a la semana, u 8 a 12 onzas. Sin embargo, todo el pescado tienen algunos rastros de mercurio, lo cual es dañino para el cerebro y el sistema nervioso si una persona está expuesta a una cantidad excesiva a lo largo del tiempo. El nivel máximo de consumo recomendado en los consejos finales es consistente con el nivel recomendado previamente de 12 onzas por semana. Las nuevas directrices son consistentes con las Pautas alimenticias para todos los estadounidenses del 2015-2020.

Para los adultos, una porción típica de 4 onzas de pescado, medida antes de cocinar. El tamaño de las porciones para niños deben ser menores y ser ajustadas según su edad y el total de sus necesidades calóricas. Se recomienda que los niños coman pescado una o dos veces a la semana, seleccionados entre una variedad de tipos de pescados.

“El pescado es una fuente importante de proteína y otros nutrientes entre los niños pequeños y mujeres de edad fértil, que estén o puedan quedar embarazadas, o estén lactando. Este consejo claramente demuestra la gran variedad de pescado en el mercado estadounidense que pueden consumir de manera segura”, declaró el subcomisionado de la FDA para Alimentos y Medicina Veterinaria, Stephen Ostroff, M.D. “Estas nuevas directrices claras y concretas son una excelente herramienta para elegir opciones seguras y saludables al comprar pescado”. Las opciones bajas en mercurio incluyen algunos de los tipos de pescados más comunmente consumidos, como los camarones, abadejo, salmón, atún claro enlatada, tilapia, bagre y bacalao.

Al actualizar los consejos, las agencias tomaron un enfoque cauteloso y de alta protección para permitir a los consumidores disfrutar de los beneficios del pescado que es importante durante el embarazo y la infancia temprana, mientras evitan los niveles elevados de mercurio. El contenido promedio de mercurio para cada tipo de pescado se calcula en base a los datos de la FDA e información de otras fuentes. Los consejos actualizados advierten a los padres de niños pequeños y ciertas mujeres que eviten siete tipos de pescado que tipicamente tienen niveles más elevados de mercurio como caballa del golfo de México; tiburón, pez espada, reloj anaranjado, atún de ojos grandes, pez emperador y macarela rey.

Para el pescado capturado de manera recreativa, se insta a los consumidores que consulten los avisos locales donde estén pescando para medir su consumo de pescado basados en cualquier avisos locales y estatales para esas aguas. Si no hay información sobre avisos de pesca disponibles, coma al menos una comida de pescado a la semana de aguas locales y, en ese caso, también debe evitar otros tipos de pescados a la semana. Los consumidores deben limpiar y cortar el pescado capturado de la grasa y la piel ya que el pescado capturado localmente podría contener contaminantes adicionales al mercurio que se pueden reducir al cortarlos y cocinarlos debidamente (ejemplo, cocinar al horno en vez de freirlo puede reducir algunos de los contaminantes al dejar que la grasa se escurra del pescado).

“Siempre se trata de comer y disfrutar del pescado del tipo correcto en las cantidades debidas”, declaró la directora de la Oficina de Ciencia y Tecnología del Agua de la EPA, Elizabeth Southerland, Ph.D. “Estos consejos conjuntos proveen información no tan solo a los consumidores que compran pescado en los mercados locales, sino también contienen buena información para la gente que captura su pescado o reciben pescado de amigos y parientes”.

Se insta a todos los minoristas, las tiendas de comestibles y los demás a publicar estos nuevos consejos, incluyendo la tabla de referencias identificando el pescado a elegir, prominentemente en sus tiendas para que los consumidores tomen decisiones informadas cuando y donde compran pescado. Las agencias implementarán una campaña educativa para los consumidores en colaboración con una amplia gama de socios públicos y privados destacando los nuevos consejos.

En junio del 2015, las agencias publicaron un borrador de consejos que instaban a las mujeres embarazadas y otros a comer entre 8 a 12 onzas de pescado a la semana de un pescado “bajo en mercurio”, pero no proveyeron una lista indicando a los consumidores el pescado bajo en mercurio. Las directrices emitidas hoy toman en consideración más de 220 comentarios recibidos de académicos, la industria, agencias nogubernamentales y consumidores, así como un panel de revision externo de la información y método usado para categorizar el pescado.

Para más información en español sobre el consumo de pescado: http://www.fda.gov/downloads/Food/FoodborneIllnessContaminants/Metals/UCM536614.pdf

Para preguntas y respuestas en español sobre el consumo de pescado: http://www.fda.gov/downloads/Food/FoodborneIllnessContaminants/Metals/UCM537166.pdf

Para información de la EPA en inglés sobre el consumo de pescado: www.epa.gov/fishadvice

La FDA, una agencia dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., protege la salud pública al asegurar la sanidad, eficacia, y seguridad de los medicamentos de uso humano y veterinario, vacunas y otros productos biológicos de uso humano, y dispositivos medicos. La agencia también es responsible de la sanidad y seguridad del abastecimiento alimentario de nuestra nación, los cosméticos, los suplementos nutricionales, los productos que emiten radiación electronica y la regulación de productos de tabaco.

La EPA, una agencia federal, trabaja para proteger a todos los estadounidenses de los riesgos significativos a la salud humana y el medio ambiente donde la gente vive, aprende y trabaja. La agencia se enfoca en todas las partes de la sociedad, desde los individuos a los negocios y los gobiernos locales. desarrolla normas referentes a los recursos naturales, la energía, el transporte, la agricultura, y la industria y apoya varias facetas de la investigación y protección medioambiental.

Mercurio en el pescado

 
By EPA

HOY en Delaware
Acerca del Autor

Leave a Reply

*

16 − fifteen =