No beba agua de Blades

Contiene PFC en niveles superiores a los tolerados para la salud

Escrito el 16 Feb 2018
Comment: Off
El jueves de la semana pasada se hizo público que el agua potable de Blades no es segura para el consumo. Se anunció que se encontraron compuestos perfluorados (PFC) en el agua, en cantidades superiores al nivel tolerable para la salud. Esto es un contaminante emergente. Un contaminante emergente es un contaminante que está en el medio ambiente, pero que no ha sido controlado por el gobierno.

Los PFC se han relacionado con el cáncer, la alteración hormonal, el colesterol alto y la obesidad.

El agua del pueblo es segura para bañarse y lavar la ropa, dijo el estado.

Unas 460 familias obtienen su agua del sistema de agua de Blades (alrededor de 1,400 personas viven en esos hogares).

El estado no pudo decir cuánto tiempo han estado los contaminantes en el agua y está trabajando con residentes de la ciudad de Blades que tienen pozos privados para obtener pruebas de agua de sus pozos.

Los compuestos perfluorados han sido ampliamente utilizados por la industria por más de 50 años, en repelentes de manchas para alfombras, textiles y papel; en espuma utilizada para combatir incendios; en acabado de metal; y como pesticida.

El estado y la EPA decidieron probar el agua en Blades debido a la presencia histórica de varias industrias de chapado de metales allí. La gerente de la ciudad, Dolores Slatcher, dijo que “no sabíamos nada sobre lo que estaban probando”.

El estado también está probando la ciudad de Seaford. Shawn Garvin, secretario de DNREC, dijo que eso se debe a la proximidad de Seafords con Blades y no a la cercana planta de nylon Invista, anteriormente una planta de DuPont Co.

La ciudad ha ordenado que se instale un sistema de filtración de carbono en la planta de agua de la ciudad. El filtro eliminará los PFC del agua. El lunes, Prettyman dijo que se esperaba que el filtro de carbón llegara el miércoles y podría instalarse a principios de la próxima semana. Una vez que se haga, el estado trabajará para determinar la fuente de la contaminación y limpiarla. La ciudad puede terminar perforando nuevos pozos más profundos, dijo. Eso tendrá que ser evaluado.

Se descubrió que otras dos áreas en Delaware, la ciudad de New Castle y la Base de la Fuerza Aérea de Dover, tienen PFC en el agua. En ambos casos, se cree que la contaminación proviene de la espuma que se roció en los incendios. En New Castle, la espuma se usó en el cercano aeropuerto de Wilmington.

En un estudio que apareció en 2016 en Environmental Science and Technology Letters, una publicación de la American Chemical Society, los investigadores informaron que seis millones de personas en los Estados Unidos utilizan suministros de agua potable que tienen más del nivel recomendado de los compuestos.

HOY en Delaware
Acerca del Autor